ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

domingo, 7 de abril de 2013

"Carl Palmer". 40 años de rock sinfónico Hoy el baterista de Emerson, Lake & Palmer vuelve a tocar los clásicos del trío en Buenos Aires.

Referencia inevitable a la hora de mencionar bateristas que hayan hecho historia, Carl Palmer vuelve a tocar hoy en Buenos Aires con su trío, ELP Legacy, algo más de dos años después de su última visita.
“Será un concierto radicalmente distinto al que vieron entonces. Haremos buena parte deTarkusHoedown, casi todo Pictures at an Exhibition, algún tema del primer álbum”, detalla el músico, desde Atlanta, horas antes de partir hacia América del Sur.
¿Cuál es el desafío que presenta volver sobre un repertorio creado hace unos 40 años?

Mi desafío más grande es lograr transmitir esa música a las nuevas generaciones. Pero, para eso es necesario tocarla en el aquí y ahora, y no cómo lo hacíamos cuatro décadas atrás. Hablo de proyectar esa música al futuro, con la guitarra en lugar del teclado, que actualiza el sonido de la obra.
¿Cuán difícil resulta reemplazar el teclado de Keith Emerson con la guitarra de Paul Bielatowicz?

No mucho. Tanto Paul, como Simon (Fitzpatrick), son músicos absolutamente fantásticos desde el punto de vista técnico, y le dan a esta música una mirada diferente.
Este año se cumplen los 40 de la edición de “Brain Salad Surgery”, que coincidió con la de otras obras fundamentales del prog-rock como “Selling England by the Pound”, “Dark Side of the Moon” y “Lark´s Tongues in Aspic”. ¿Cómo recuerda esa época?

Lo recuerdo como un momento de mucha creatividad y muy competitivo, en el que uno estaba pendiente de lo que sucedía alrededor, tratando de producir algo distinto y superador.
¿De qué manera aporta en esa dirección, tocar con músicos más jóvenes que usted?

Es muy importante, porque de algún modo, ellos obligan a que me adapte a su lenguaje. A lo largo de 40 años, muchas cosas han cambiado, y tocar con gente joven, que suele ser más entusiasta y estar más abierta a los cambios. me permite estar al tanto de lo que pasa.
Entre lo que pasa, está la posibilidad de convertir los movimientos de sus palillos en haces de luz que a través de un programa Palmer convirtió en una colección de arte visual. “Es una manera de traducir la música a imágenes, y de ampliar los horizontes del arte”, explica.
Muchas veces, usted habló del legado de Emerson Lake & Palmer. ¿Qué hay de su legado personal?

Siempre quise ser original en lo que hacía, tener un toque personal. Desde los 11 años transito el mismo camino. Y creo que lo más importante que puedo dejar como legado es la pasión y la coherencia que puse en lo que hice.
La agenda de Palmer indica que al final del Twist of the Wrist Tour, lo espera una nueva gira con Asia, banda con la que entrará a grabar un nuevo álbum a fin de año. Sin embargo, nada dice de Emerson Lake & Palmer.
¿Sigue sosteniendo que ELP es un tema terminado?

Sí. El show de julio de 2010 marcó el fin de una era. Me parece que fue fantástico, y quiero agradecerle a los fans argentinos todo el apoyo que le dieron al trío. Pero es algo terminado, y está bien que así sea.
fuente:clarin.com  Por E.S. eslusarczuk@clarin.com