ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

viernes, 11 de enero de 2013

TELEVISIÓN Un golazo para la pantalla El hijo del goleador de la Selección argentina será yerno de Suar en “Solamente vos”.


Un día, en la puerta de La Bombonera, se cambió ese apellido al que tanto vivaron. Eligió a llamarse Fernández por unas horas. Jugaba de enganche y soñaba con probarse en ese arte de los goles que su padre tan bien ejerció. No pasó la prueba. Ni en Boca ni en Argentinos Juniors. La verdadera prueba estaba en un estudio de televisión. En un casting lo vio Sabrina Kirzner, hermana de Adrián Suar, y presintió el golazo. Con los botines colgados ya, Thiago Batistuta, hijo del recordado futbolista, se prepara para el debut en Solamente vos (El Trece).
Nació en Italia, mientras su padre apuñalaba arcos para la Fiorentina. Por nueve años vivió en Firenze, después siguió a “Batigol” hasta Roma y tres años después terminó su peregrinaje internacional en Qatar. De Oriente Medio pasó a refugiarse en Reconquista, Santa Fe, la tierra de su padre, a donde volvía cada Navidad. La mayoría de edad lo encuentra en Buenos Aires, sin rastros de ausencia en el acento. “Las raíces siempre te terminan llamando. En Italia nos dieron la opción de elegir la ciudadanía, o sea que en el DNI figura argentino por opción. Vale doble”, remarca.
Antes de aterrizar en Pol-ka, el primogénito del goleador llegó a entrenarse con la reserva de Sarandí. Al poco tiempo llegó su debut actoral en la tira juvenil Consentidos y, por unas semanas, alternó fútbol de mañana y cámaras de tarde. Amores incompatibles. No tenía claro aún cuál de los dos oficios lo electrizaba más, hasta que se decidió por abandonar el fútbol. “No me interesa ser famoso. Hoy en día andás desnudo por la calle y ya lo sos, sin mucho mérito”, suelta. El bajo perfil parece cuestión de fábrica. “Siempre en casa se mantuvo esta conducta, así que no puedo hablarte de mi papá como ídolo. El trató de que todo eso no llegue a nosotros. Lo que vale es lo que es él como persona. Nunca tuvo que pisarle la cabeza a nadie para ser lo que fue”.
De hijo de Batitusta a yerno de Adrián Suar. En la historia de Pol-ka, Thiago será músico, skater y novio del personaje de “La China” María Eugenia Suárez. Más tarde vivirá un triángulo entre Suárez y Mariana Espósito. “Yo no veo televisión, pero (Adrián) Suar y (Natalia) Oreiro, son gigantes. Y “La China” y “Lali” son aviones que trabajan desde los cinco años. Estoy aprendiendo mucho”.
Con la número 10 archivada como un bonito recuerdo de lo que pudo ser, cuenta que jamás nunca recibió presiones familiares. Podía ser el fútbol o la actuación, siempre y cuando, “agarrara los libros”. La premisa paterna era “hacer lo que uno quiera, pero nunca a medias”. Por eso se inscribió en el IUNA, donde desde hace tres años cursa la carrera de Actuación. La primera vez que se subió a un escenario fue en Roma, a sus 12 años. “Fue en un acto escolar, como uno de los tres chanchitos”, se ríe. Después se animó al teatro semiprofesional, impulsado por compañeros de facultad que montaron una obra ( Mormo ) en formato de cooperativa.
Tímido para las entrevistas, de silencios largos, cuando se anima, el pichón de Batistuta se planta: “Cada uno en lo suyo. Mi papá en el fútbol y yo en esto. Sé que el apellido pesa, pero quiero que me valoren por lo que doy. Admiro la humildad de él, sus pies en la tierra cuando se está en un nivel tan alto. El nunca perdió la cabeza”.
¿Y vos pensás que en un medio como la televisión te va a costar mantener ese ejemplo?
Yo quiero todo rápido y sé que no pasa así en la vida. Pero lo nuestro es una base y no la voy a perder. No puedo desprenderme de lo que soy. Sólo sé que actuando voy a tratar de perfeccionarme toda la vida. Y lo bueno es que no es como en el fútbol. No hay retiro. Voy de a poquito. Mi idea es llegar a hacer cine. Yo soy así, nada extravagante. De lo simple salen grandes cosas. ¿No?. fuente:clarin.com
Por Marina Zucchi