ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

domingo, 23 de diciembre de 2012

"Los Nocheros": “Guitarra mata billetera” Se asumen como románticos, pero dicen que no chorrean almíbar. Pícaros, aseguran que tres canciones les dejan preparado el “terreno” femenino. Su nuevo disco, “Clásicos. El Pecado Original”, ya está en las disquerías.

Sabrina Díaz Virzi 
sdiazvirzi@agea.com.ar | @sabridiaz
Una hinchada futbolera azul y oro se escapa de los marcos de un cuadro que adorna una de las salas delHotel Boca Juniors, lugar donde Los Nocheros decidieron hacer las entrevistas en su paso por Buenos Aires. Vinieron a presentar su nuevo trabajo, “Clásicos. El Pecado Original”, una selección de temas de la música popular argentina.
“Nació un poco por casualidad”, reconoce Rubén. Después de algunas ideas, “terminó derivando en esto, en un disco clásico con canciones de folklore que parecen hechas para una película”. La referencia al cine es porque su nuevo álbum incluye diez temas que fueron grabados junto a una orquesta clásica, a la que sumaron instrumentos tradicionales, como el bombo legüero.
Autores como Atahualpa Yupanqui, Horacio Guaraní o León Gieco están presentes en este trabajo con una decena de canciones de esas que conocemos todos. “Por la cantidad de material, hay para hacer discos de clásicos a patadas”, cuenta Rubén y dice que, en realidad, uno de los grandes desafíos fue hacer la selección. Si bien reconocen que tendrían temas como para grabar 30 volúmenes, “tampoco está bueno caer en la monotonía y en la redundancia de hacer siempre lo mismo. Esto ha salido de casualidad y eso es lo lindo que tiene, hacer estas canciones archi conocidas y darles un marco nuevo dentro de un sonido sinfónico”.
“Eran canciones que íbamos a preparar para un show, y terminaron en un disco”, agrega Álvaro, el nochero más joven, que se prepara para ser actor y hasta terminó de filmar una película, Punto ciego, del director Martín Basterretche. ¿Folklóricos, románticos o las dos cosas?  “Son canciones folklóricas, pero sin prejuicio de género. Porque están tocadas como una canción para que lo escuche el mundo”.
Uno de los más divertidos durante la entrevista con Entremujeres resultó ser Mario, padre del más joven, que no hizo más que tomar el micrófono para hacernos reír a todos. ¿Cómo ser romántico sin empalagar?, le preguntamos. Y él nos dio, sin pruritos, su receta: “No sé por qué todo el mundo se imagina almíbar cuando se habla de ‘romántico’. El romanticismo garpa; en su cuota, es imposible decirle que no. Así como Jacobo dice que ‘billetera mata galán’, nosotros decimos que ‘guitarra mata billetera’. Somos románticos, pero sin chorrear almíbar. Porque cuando está por chorrear el almíbar, directamente vamos a los bifes, no dejamos que pase de ahí. Son tres canciones las que hay que cantar. Tres canciones y nos vamos”.
La guitarra, entonces, ocupa el podio entre los códigos de seducción nocheros. “Creo que ese es el motivo fundamental por el que cantamos y por el que cantan todos los changos en Salta. Porque descubrimos que cuando le cantamos una zamba de cerquita a una chica y caen, no queremos largar más la guitarra. ¡Hasta nos ven lindos!”, casi se sorprende Mario. “Hay una época que nos llamaban ‘los sex symbol del folklore’. Todo eso es gracias a la guitarra y a la canción”.
Álvaro es quizás el que por estos días aprovecha mejor estas “dotes artísticas”. “Sigo los pasos”, se excusa él, aunque los demás le insisten en que se haga cargo de sus atributos. Es que si no abro la boca para cantar, no pasa nada. Uno también se mal acostumbra. Porque a veces no tenés ni que hablar. ¡No tenemos ni que mentir! Sólo tenés que cantar”, bromea.
El grupo sigue de cerca la relación con sus fanáticos. “La música, las canciones, la gente que nos sigue nos cambiaron la vida”, lanza Kike, quien en su cuenta de Twitter personal tiene más de 20 mil seguidores. Sobre esto, dice: “Me gusta ese tipo de comunicación, porque lo uso para bien. Cuento lo que hago, adonde voy y la gente lo sabe al toque”.
¡Mirá el video de la entrevista!

ver nota completa en su fuente: entremujeres.com