ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

lunes, 3 de abril de 2017

MÚSICA Gieco apostó a un sonido rockero y joven y así ganó en el Lollapalooza El oriundo de Cañada Rosquín dueño de una trayectoria musical de casi medio siglo desde la que construyó un discurso propio y lenguaje musical con el que aún hoy, su actualidad le permite tender puentes.

Los cantautores León Gieco y Palo Pandolfo, los rockeros de Huevo y la banda de heavy metal Deny, son algunos de los artistas locales que animaron distintos escenarios de la primera noche del festival Lollapalooza que se realizó ayer con la presencia de 100.000 espectadores, en el Hipódromo de San Isidro y que hoy llegará a su fin con shows de The Strokes y The Weekend.

El oriundo de Cañada Rosquín dueño de una trayectoria musical de casi medio siglo desde la que construyó un discurso propio y lenguaje musical con el que aún hoy, su actualidad le permite tender puentes, se presentó ayer en el primer espacio principal. La primera banda en tocar sobre ese escenario había sido Deny, que se propuso un repaso por los tres álbumes de su discografía.

Tras ello, a las 15.30 llegó el turno de Gieco y subió al escenario acompañado por los muchachos de Infierno 18: Alan Bilbao (bajo), Nauel Zaccagnino (guitarra) y Nicolás Taranto (batería y voz) y su hermano Tomás (guitarra y voz). Ni el hecho de que sea viernes, ni que coincida con un horario cercano al mediodía, en el que convergen distintas responsabilidades, fueron complicaciones para que la gente se acerque a verlo.

Tras cambiar la banda que loa acompaño durante los últimos 15 años, Gieco apostó por una formación joven con gusto por la distorsión, la velocidad y un sonido poderoso desde en casi todo su repertorio con excepción de "La Memoria" en formato eléctrico. Los momentos acústicos de La Memoria se ganaron un respetuoso apoyo del público.

Gieco también ganó con su faceta eléctrica y rockera que le dio otro color y otra vida a clásicos como "En el país de la libertad", "Los salieris de Charly", "La colina de la vida", "El fantasma de Canterville", "El ángel de la bicicleta" y "La mamá de Jimmy", entre más.

Mientras tanto, una hora antes pero en el escenario Alternativo, la rockeaba Huevo, banda que integran Julián Baglietto (voz), Sebastián Lans (guitarra), Julián López Pisani (bajo) y Tomás Sainz (batería), para dejarle el espacio, luego, a Palo Pandolfo, figura de culto, que llevó al vivo temas como "Estaré" y "Playas oscuras" entre clásicos.

Alrededor de las 17, sobre el escenario Perry's otro combo argentino tomaba el control: Poncho. El trío integrado por el DJ y productor Javier Zuker, Leandro Lopatín y Fabián Picciano, que tuvo en esta ocasión a un segundo tecladista, se centró en las canciones de su segundo álbum "Carnaval", lanzado en 2013, y contó con Ale Sergi como vocalista invitado.

Pero ese no fue el comienzo del día; la caravana había empezado temprano, antes del mediodía. Trenes salían de Retiro, cada diez minutos, y mientras más tiempo transcurría, más gente y más lleno viajaba el servicio. Así se fueron sucediendo, por lo menos, hasta las siete de la tarde.

Sin embargo la atmósfera no era la habitual. El paisaje se hermoseaba con prendas coloridas y primaverales -mientras el clima permite engañarse- y otras remeras un tanto más oscuras con insignias de Motorhead, Rancid -una de las grandes expectativas de la noche-, The Clash, Rolling Stones, Radiohead, y, por supuesto, de Metallica, la estrella de la primera jornada del Lollapalooza.

Conversaciones, risas, chistes, ansiedad, personas que cumplen años y gente del vagón que lo canta. Y de nuevo otro tren que salía de Retiro con destino final a Tigre pero queda desolado en San Isidro. Un movimiento poco usual que, por lo menos, da una inyección de aire fresco a tanta espesura atmosférica que asfixia con la realidad pero que se hace escuchar cuando, entre escenas de camaradería dentro del vagón, una mujer de unos cuarenta años se anima a aconsejar a la juventud que no vote por el gobierno nacional.

La primera jornada de la 4ta. edición del Lollapaloza -que tiene para hoy también sus entradas agotadas- propuso una convivencia entre 32 artistas, entre nuevas tendencias y glorias de la música, a lo largo de 13 horas de espectáculos ininterrumpidos, en un predio que invita a lugares de esparcimiento y diversión, gastronomía y cinco escenarios diferentes dentro de 270 mil metros cuadrados de verde que dispone el Hipódromo de San Isidro.

Además, este año se suma al relanzamiento de la campaña #NoDaCompartir, contra el cyberbulling, que propone participar en las redes sociales con la consigna #NoDaCompartir al tiempo que se invitará a los artistas de Lollapalooza a sumarse y difundir el mensaje tanto desde el escenario como desde sus cuentas oficiales de redes sociales.

Hoy, en la segunda y última jornada del multitudinario encuentro de, actuarán The Strokes, The Weeknd, Duran Duran, Lisandro Aristimuño, Bestia Bebé, Mad Professor, Two Door Cinema Club y Jimmy Eat World entre los 32 shows propuestos. fuente. telam.com.ar