ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

lunes, 26 de septiembre de 2016

CINE Mercedes Morán, protagonista en la apertura del Festival de Biarritz La reconocida actriz argentina fue una de las protagonistas de la apertura del Festival de Cine y Culturas de América Latina de Biarritz, que comenzó a festejar su 25to. aniversario con la proyección de “Neruda”, del chileno Pablo Larraín, y la presentación de la cantante guatemalteca de origen maya Sara Curruchich.

En la película sobre Pablo Neruda, célebre poeta y senador comunista chileno, Morán encarna a la artista plástica argentina Delia del Carril, la segunda esposa del artista, “una aristócrata muy moderna para su época, invisibilizada por la historia y sus propios parientes, que la consideraban la oveja negra de la familia”.

“Ella fue quien convirtió a Neruda al comunismo y lo relacionó con la élite intelectual de la época, además de ayudarlo codo a codo a escribir su obra el 'Canto General'”, afirmó la actriz frente a una sala repleta de espectadores, que la aplaudieron con fuerza antes de la proyección del filme, cuando se despidió y les deseó a todos que tuvieran “una noche nerudiana”.

En “Neruda”, una coproducción con la Argentina que fue proyectada tras el corto de animación chileno ganador de un Oscar "Historia de un oso", el chileno Pablo Larraín da rienda suelta a una imaginación desbordante para narrar la relación entre el gran poeta y su perseguidor, un policía fascinado por su obra y su figura que interpreta Gael García Bernal.

Poco antes, la música y cantante guatemalteca de origen maya Sara Curruchich sedujo al público que llenó las plazas de la Gare du Midi, una vieja y enorme estación de tren convertida en cine, donde interpretó -con voz suave y angelical- algunas canciones en Kaqchikel, su lengua materna, como una forma de reivindicar su ser indígena.

Emulando a pájaros y animales, Curruchich le canta a la naturaleza y a “la unión entre las almas”, pero aboga especialmente por la justicia y la paz, denunciando las nefastas consecuencias de las guerras, el desarraigo forzado y otras desgracias latinoamericanas (como la desaparición de los 43 estudiantes mexicanos de Ayotzinapa), que ella supone que el reciente acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las Farc puede ayudar a mitigar.

“Celebremos el acuerdo de paz en Colombia y esperemos que no quede solo en un papel”, afirmó la artista, frente a una audiencia entre los que, además de Morán, la escuchaban los argentinos Federico Godfrid y Emiliano Torres, que compiten en la sección oficial del festival con “Pinamar” y “El invierno” (que acaba de ganar el Premio Especial del Jurado y el Premio a la Mejor Fotografía en San Sebastián), respectivamente.

Entre el público también se encontraba la productora argentina Gema Juárez Allen, responsable entre otros filmes del documental “Invasión”, del cineasta panameño Abner Benaim, una de las películas que integran el foco especial que este año el Festival de Biarritz decidió dedicarle al cine centroamericano, con filmes de Panamá, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y México.

En su discurso de apertura y bienvenida, el presidente del certamen francés, Jean-Marie Lemogodeuc, saludó la presencia del embajador argentino en Francia, Jorge Faurie, y dio inicio “al capítulo 25 de la historia poco común del Festival de Biarritz”, celebrando el acuerdo de paz alcanzado en Colombia y festejando “la calidad excepcional del cine de América Latina”.

Con tres largometrajes en competencia por el premio Abrazo, el cine argentino posee una nutrida representación en este Festival de Cine y Culturas de América Latina, que además de proyecciones, contará con recitales y encuentros literarios, poniendo el foco en la cinematografía de países centroamericanos.

“Pinamar”, la delicada ópera prima en solitario de Federico Godfrid, “El invierno”, un crudo relato de supervivencia en la Patagonia filmado por Emiliano Torres, y “El rey del Once”, una eficaz vuelta a la comedia dramática de Daniel Burman, son las películas argentinas que compiten por el Abrazo, el premio mayor del certamen francés.

Pero la participación argentina se extiende a otras secciones competitivas del festival, como en la de Documentales, donde serán exhibidos filmes de fuerte compromiso social basados en profundas investigaciones históricas, como “Damiana Kryygi”, del experimentado Alejandro Fernández Mouján, y “La parte por el todo”, de Roberto Persano, Santiago Nacif y Juan Andrés Martínez Cantó.

En la sección oficial de Cortometrajes concursan los filmes nacionales “De la muerte de un costero”, de Carlos Alberto Díaz, “La canoa de Ulises”, de Diego Fió, y “Los días felices”, de Agostina Guala; mientras que fuera de competencia, en la sección Cumpleaños, se verá el documental “Ensayo de una nación”, de Alexis Roitman.

Al ser presentado como presidente del jurado oficial, donde tomará decisiones junto al político, ensayista y novelista nicaragüense Sergio Ramírez, el director, dramaturgo y comediante argentino radicado en Francia Alfredo Arias admitió ser “un apasionado del cine”, porque -según dijo- “creo que es un arte que puede cambiar nuestra visión de la realidad”.

Como se trata de un encuentro de culturas latinoamericanas, en el que además de proyecciones tendrán lugar debates, charlas, encuentros literarios y recitales, en los escenarios del Casino de Biarritz habrá conciertos de los argentinos Daniel Melingo, quien ofrecerá tango y canciones de vagabundeo, y Mauro Bonamino Grupo, que interpretará un repertorio basado en el chamamé.

Para esta 25 edición, la invitada de honor es América Central y por eso la programación incluirá once películas del mejor del cine centroamericano desde los años 90 hasta hoy, cuya selección da cuenta de un crecimiento sostenido -en lo artístico y en lo técnico- de aquella cinematografía. fuente. telam.com.ar