ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

lunes, 7 de julio de 2014

TANGO "Aníbal Troilo", el bandoneonista que jugaba y hacía jugar Aníbal Troilo fue director, compositor e intérprete del bandoneón pero acaso su mayor virtud fue la de ensamblar a todos los actores de un colectivo musical, desde el genio de Astor Piazzolla hasta los "parrilleros" de cada instrumento para ponerlos al servicio de una sonoridad impar.

"Dicho en clave futbolera, jugó bien, pero sobre todo, hizo jugar bien a todos en el equipo: nadie ha sonado mejor, ni cantado mejor, ni escrito mejor que cuando lo hacía junto a Troilo. Sin estridencia, sin prepotencia, sin divismo. A lo Troilo", sintetizó el pianista Diego Schissi.
El piano es, tal vez, el instrumento que mejor abarca ese sentido conceptual de la música que manejaba "Pichuco" y, por eso, Télam consultó a algunos de sus más ilustres ejecutantes en el año del centenario del nacimiento de Troilo.

- Diego Schissi: "Es el creador de la forma más equilibrada y compleja que el tango ha dado, inventor de la síntesis más perfecta, plasmada en la orquesta que dirigió por casi 40 años. Fue un compositor imprescindible; sin él no existirían `Sur`, `La última curda`, ni `Responso`. Por si hacía falta más, el fueye del Troilo es una de las marcas más profundas y misteriosas del tango, una manera de decir" inconfundible, única".

"Creo que Troilo fue un gran maestro de la intuición, tenía esa intuición fuera de lo normal; no son sólo su bandoneón, sus composiciones, su orquesta, él poseía los oídos tangueros más finos que hayan existido. Y siempre confió en ellos".

- Andrés Linetzky (director de la orquesta que acompaña a Ariel Ardit): "Cuando uno quiere ver dónde está el centro del tango tiene que escuchar a Troilo, porque él supo hacer una síntesis perfecta de lo que venía pasando hasta la década del 40 y logró dejar sentadas las bases del tango para el futuro".

"Y además de tener todas las cualidades interpretativas y expresivas que tiene que tener un músico, le aporto mística, imagen y `marketing` al tango, como en la rueda de una bicicleta, donde muchos rayos unidos a un eje logran darle movimiento y sostén al mecanismo, lo mismo pasa con los músicos de tango y Troilo".

- Joel Tortul: "El tango es la suma de todas las cosas que hacía Pichuco, él tuvo esa manera de componer esas obras que se escapan de los géneros artísticos y que pertenecen a las mismas que nos han dejado los grandes artistas del mundo, porque ellos no componen sino que descubren".

"No me van a decir que `Adiós Nonino`, los `Claro de luna`, de Beethoven o de Debussy y tantas otras más nos dan la sensación de que siempre formaron parte de este mundo, y tuvieron que llegar tipos como él a descubrirlas".

"Y lo más loco que era un tipo del barrio, que no se encerraba a estudiar y estudiar; vivía en los clubes, iba a la cancha, cantaba, tomaba whisky, tocaba el bandoneón, jugaba a las cartas y se enamoraba".

- Juan Carlos Cambas (pianista): "Troilo trascendió las fronteras del género; hay músicos, artistas, que destacan y trascienden más allá de ser virtuosos o músicos eximios, y quizás ése sea el caso de Pichuco; un bandoneonista que marcó un antes y después en la música, así como lo hizo Piazzolla más adelante, que podría tocar `a la parrilla` dirigiendo a muchos musicos y equilibrando ese sabor del tango sin una regla escrita de antemano.

"Tocar con partitura es relativamente fácil; ahora, encontrar el `yeite` de cada estilo, no se puede describir.

"El tango extraña de Troilo que fue un referente, un maestro, y no todos los días tenemos gente así. Hoy los tiempos son otros, la difusión masiva es otra, y es mas fácil llegar a más gente, sin embargo él trascendió las fonteras del tiempo". fuente: telam.com.ar