ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

viernes, 18 de enero de 2013

FOLCLORE El amor fluye en la voz y las melodías de Marita Londra. La cantautora Marita Londra plasma en su reciente tercer álbum “La enamorada de más”, que el sábado 26 abordará en la penúltima luna de la 53ra. edición del Festival Nacional de Folclore de Cosquín, un encantador registro que refiere al amor.

“Junto a Jorge Marziali fuimos conformando un disco que reúne canciones que tienen que ver con el amor, con las distintas formas del amor”, presenta Londra a “La enamorada de más”.

En una entrevista con Télam, la artista oriunda de Entre Ríos y con unas dos décadas radicada en Cuyo, cuenta que el título “La enamorada de más” “surge del estribillo de `Coplas de la enamorada´”, la pieza que cierra un repertorio de 12 canciones.

“El estar enamorada no significa que uno sienta amor, después del enamoramiento llega el amor pero en mi caso llegó el amor hacia el canto, hacia el camino que me lleva por el canto, hacia el lugar donde nací, los ríos, mi provincia, todas cosas por las que siento amor y por las que sigo enamorada”, reflexiona.

Pero esos romances con la canción y con sus orígenes fueron todavía más lejos y, por ello puntualiza que la placa “tiene diferentes colores, pasa por distintas formas musicales argentinas y hasta llega al bolero (con `Ausencia´), a Venezuela (`Este niño Don Simón´), a Chile (con `Luchín´, de Víctor Jara) y hasta a Joan Manuel Serrat (`Palabras de amor´)”.

Londra apunta sobre el trovador catalán que “Serrat es hacedor de una canción universal, pero para esta versión de `Palabras de amor´ incluimos toques de quena y quenacho para darle un tinte latinoamericano”.

El variado y sensible recorrido musical suma, además, “Río de miel” (con los magníficos aportes del dúo litoraleño Rudi y Niní Flores), la chamarrita “Ligera pa´ enamorar”, “Espina y beso”, “Me llenas de ríos”, la deliciosa milonga pampeana “Y Juan le dijo que no”, “Mama, llevame pal pueblo” y “Mujer de la isla”.

“Asumir este repertorio implicó tener que encontrar los códigos y el estilo de cada región porque no era posible cantar todo desde el mismo lugar”, consigna acerca de un trabajo en el que tomaron parte reconocidos instrumentistas como Víctor Carrión (vientos), Facundo Guevara (percusiones) y Pablo Tozzi y Guido Martínez (contrabajo), entre más.

A la vez que canta y ejecuta guitarra, cuatro, charango y caja, Marita halló en su propio tránsito las razones para este luminoso presente que la muestra como “La enamorada de más”.

Nacida en Urdinarrain, zona de campo en Gualeguaychú, recuerda que “me crié escuchando la radio y en los 60 se pasaba mucho folclore, así que la radio y la escuela, con las semillitas que aportan, son dos ámbitos muy importantes para formarse”.

Al repasar esas influencias, cuenta que “mi abuela materna, que vino de Italia, tocaba la verdulera en alguna reunión familiar y también había algunas primas cantoras que seguramente han influido en mí. Después tuve una guitarra y fui aprendiendo de manera siempre muy autodidacta”.

En la continuidad del relato, Londra añade que “mi primera profesora fue una cantante lírica uruguaya llamada Virginia Castro, una mujer maravillosa que fue enseñándome que la música es una sola”.

“Muchos años después y hablando con Daniel Viglietti al coincidir en un encuentro musical en Alta Gracia -abunda-, me dijo que fui una privilegiada por haberme formado con Castro, alguien que a la par de su canto académico, cantaba canciones populares con la madre de Daniel”.

Con ese legado y los románticos fulgores de su más reciente disco, el sábado 26 será una de las animadoras del escenario principal de Cosquín donde, promete, “haré lo mío tranquilamente”.
“Yo soy la misma que soy en un teatrito y no voy a variar nada porque soy auténtica. Una es como es y el público se da cuenta, no se deja engañar”, desliza convencida.

Londra fundamenta esa posición estética en un tránsito personal que, siente, a la vez la liga con muchos nuevos artistas del folclore con los que “ahondamos en el cancionero nuestro, despacito, con mucha avidez y encarando un camino sin pirotecnia y sin ningún revoleo”. ver nota completa en su fuente: telam.com.ar