ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

viernes, 5 de mayo de 2017

Joan Manuel Serrat regresa a la Argentina para celebrar los 20 años de "El gusto es nuestro" El catalán con medio siglo de legendaria presencia en la canción de autor vuelve al país junto a Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel. Aseguró que estos recitales compartidos no lo obligaron “ a posponer nada" y que no le gusta "apostar por la urgencia de acontecimientos”.

“Todos tenemos que elegir qué ir haciendo y no siento que haya tenido que renunciar a nada para hacer esta gira porque no vivo tiempos de urgencias y cuando unos proyectos se prolongan, otros se postergan en el tiempo”, reflexionó Serrat durante una entrevista telefónica con Télam desde Barcelona.
En el mismo tono otoñal, el trovador, de 73 años, apuntó que “tengo una edad en la que ya me corresponde descansar o, mejor aún, prolongar mi vida activa sin urgencias”.

El autor de gemas de la canción como “Aquellas pequeñas cosas”, “Mediterráneo”, “Pueblo blanco”, “Lucía” y “Disculpe el señor”, por citar apenas algunas de su imponente obra, insistió con que “quiero que las cosas sean tal como quiero que sean”.
“Hoy en día todo pasa muy deprisa. Todo va demasiado rápido. Y la verdad -abundó- es que no me gusta apostar por esta urgencia de acontecimientos”.

Con esas palabras, el compositor, guitarrista y cantante explicó la manera en que las dos décadas de su primera reunión con sus compatriotas y compañeros pasó a ocupar un lugar protagónico y excluyente en su agenda musical.

Serrat relató que “la razón por la que nos volvimos a juntar y retomamos el concierto que hace 20 años nos llevó a hacer una maravillosa gira, fue la celebración. Íbamos a juntarnos para hacer un gran concierto de celebración, seguramente en Madrid, pero afortunadamente las cosas fueron creciendo y eso se multiplicó”.

Desde esa percepción en torno al encuentro con Belén, Ríos y Manuel, consignó que “nuestra pretensión era mucho más modesta pero afortunadamente se nos fue de las manos”.

El tour por las dos décadas de “El gusto es nuestro”, suerte de cumbre de figuras de peso de la canción en español, tuvo 14 fechas en ese país entre junio y octubre del año pasado.

Desde febrero de este año, la propuesta que durante más de tres horas recrea piezas como “Hoy puede ser un gran día”, “España camisa blanca de mi esperanza”, “Bienvenidos”, “Solo pienso en ti”, “Cantares”, “La Puerta de Alcalá”, “Santa Lucía”, “Asturias”, “El hombre del piano”, “Fiesta”, “Blues del autobús” y “Contamíname”, cruzó el Atlántico para ofrecer dos recitales en Colombia y nueve noches en tres ciudades mexicanas.

Ahora, la gira local prevé dos veladas, el 27 y 29 de septiembre, en el estadio porteño Luna Park (Av. Madero 420), mientras que el 4 de octubre llegará al Orfeo cordobés (Av. Cardeñosa 3450) y el 6 se despedirá en el Metropolitano Rosario (Av. Intendente Lamas 610).

Télam: ¿Cómo vive el hecho de que sus clásicas canciones sean visitadas y versionadas por otros músicos?
Joan Manuel Serrat: Yo escribo canciones para que las cante y las haga suyas la gente y si los que las hacen suyas son compañeros siento que estoy en un camino satisfactorio.

T: En la Argentina y a partir de la letra del tango “Volver” solemos referir que “20 años no es nada” ¿Cómo le suena la afirmación en relación a “El gusto es nuestro”?
JMS: Cada uno puede decir lo que quiera, pero dada la brevedad de la vida, 20 años es mucho tiempo.

T: ¿Y cuánto ha cambiado el mundo en ese lapso?
JMS: Mucho. Nadie fantasea con que el mundo será peor pero en estos 20 años resulta que no es tan bueno. En lo personal siempre he pensado que el mundo debe mejorar y trato de ayudar a ello.

T: Esa determinación y también su obra lo ubican en un lugar político...
JMS: A veces me preguntan cosas como si fuera un experto. Pero sencillamente he vivido una vida sin huir a mi responsabilidad política y defendiendo mis libertades y, con ello, las de los demás.

T: Al respecto, se conoció que le envió una carta de apoyo a los docentes que están en la Escuela Itinerante en Plaza Congreso, el mismo sitio donde funcionó la emblemática Carpa Blanca...
JMS: Mi afecto por la docencia es sobradamente justificado. Tengo un gran amor por aquellos que en su vida trabajan para lograr que los demás mejoremos y ayudan a que la humanidad progrese. La docencia, la medicina, todo actividad que trata de que el ser humano mejore debe ser retribuida como corresponde por la sociedad.

T: ¿A qué atribuye estos conflictos en ámbitos como el de la educación pública?
JMS: Sin duda que a gobiernos de derechas que vienen con recetas fracasadas. En España también estamos disfrutando entre comillas ese tipo de políticas que nos están dejando un problema de paro que es terrible y también trabajos basura.

T: En relación a España; ¿cómo sigue la pelea del mundo de la cultura contra el impuesto a las artes?
JMS: El gobierno anunció que iba a revertir el impuesto abusivo aplicado a la cultura que ha provocado un daño irreparable en muchos ámbitos del arte, pero sigue pendiente que el Consejo de Ministros lo apruebe. Hay que pensar, como dice un refrán popular, que “las cosas de palacio van despacio”. fuente: telam.com.ar