ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

viernes, 6 de noviembre de 2015

"Empire of the Sun": Canciones en tres dimensiones Entrevista a "Luke Steele".Por primera vez en la Argentina, la banda australiana desembarca hoy en el Luna Park con una fantasiosa y futurística propuesta sonora y visual. Luke Steele, su cantante, habla del disco que vendrá, de la relación con su socio Nick Littlemore, de su proyecto paralelo y de sus destinos favoritos del mundo.

Bienvenidos a bordo del mundo de fantasía de Empire of the Sun. Aquí habitan seres llegados de sónicas galaxias lejanas, hijos del sol nacidos de la enorme imaginación de Luke Steele, que esta noche aterrizarán en el Luna. El artista australiano, cantante y compositor de la banda, llega para conquistar Buenos Aires con una experiencia visual y sonora que va más allá de sus bailables y pegadizas canciones. "Empezamos siendo como una película 3D en vivo con la idea de tocar cada sentido del cuerpo. Para que lo que entre por los ojos y los oidos, termine llegando a tu corazón y te permita sentirlo de otra forma. Es muy importante para nosotros, aunque todavía seguimos intentando escribir canciones clásicas que, más allá de las máquinas de ritmos y los sintetizadores, puedan vivir en una guitarra acústica y mi voz", arranca el Emperador.
"Nick (Littlemore) y yo estuvimos en muchos proyectos antes de estar juntos, y nos planteamos recorrer un camino diferente, como un nuevo movimiento basado en personajes icónicos o héroes de nuestra infancia, como Star Wars, para divertirnos al mismo tiempo que hacíamos música. El sol es la luz, el calor, la calidez. Es el proveedor de toda la vida en este lugar", comenta sobre el origen del proyecto y su nombre.
Nick Littlemore, tu socio en la banda, no estará en el show de Buenos Aires, ¿siguen juntos o tomaron un impasse?
No, está todo bien. Acabamos de empezar a grabar en Hawaii una nueva aventura para un futuro disco. Nick es un genio en el estudio y está trabajando en eso. El tiene poderes especiales cuando se trata de sumar sonidos. Siempre fue naturalmente así. Mi parte es trabajar en la banda y su mundo es más en el estudio.
Entonces, el disco que iba a salir y luego se postergó, saldrá finalmente. ¿Sigue siendo el mismo nombre que había circulado, "Every Ocean Tells a Story"?
Saldrá, pero no definimos el nombre todavía. Cuando grabás un disco tenés que encontrar su espíritu, esa siempre fue la clave para nosotros. Más que encontrar la canción. Explorar, darle un mensaje, porque cuando el espíritu aparece llegan las canciones.
Dijiste que "no querías ser parte de la maquinaria", ¿de qué se trató eso y cómo se hace?
Notamos el poder de la maquinaria en nuestro último disco, cuando todo se volvió paralelo a un modelo armado. La compañía pensó que necesitábamos hacer las canciones de cierto modo, y que nos forzaran a trabajar de esa manera fue como quedar con los pantalones bajos y las manos arriba. Nosotros íbamos en la dirección contraria y era como enterrar a la banda. No pasó en este disco porque, básicamente, yo apagué ese proceso. Tuvimos que parar la película ahí y poner todo de nuevo en la mesa, volviendo al punto en que hacíamos música sólo porque lo amamos y no por las inversiones de una compañía. A partir de esa decisión, todo fue maravilloso. Volvimos a sentir esa hermosa y perfecta fórmula de creación.
Han viajado por el mundo con la música por lugares increíbles, ¿podrías hacer un top 5 de los lugares que más te gustaron?
Nueva Zelanda, definitivamente, siempre surgieron cosas increíbles de ese país. Los Angeles, donde vivimos ahora. El amor por la costa oeste hizo que nacieran muchas canciones. Hawaii es la nueva estrella de la lista. México siempre estará cerca de nuestro corazón. ¿Qué más? Debería poner Australia en la lista, pero ahora que vamos a conocer Sudamérica, así que reservo la quinta estrella para sus paisajes.
Tame Impala vino varias veces a Buenos Aires en los últimos años. Ellos también son de Perth, su ciudad natal, y también son bastante psicodélicos. ¿Qué clase de hongos les dieron sus padres de niños por allí que surgen propuestas tan alucinógenas?
Es cierto, es divertido porque Perth es una ciudad muy pequeña y aislada de todo. Supongo que eso te da una sensación de urgencia. Tenés que escribir las canciones que te saquen de ese lugar, y te lleven a los lugares de tus sueños. Volar y escaparse. Somos amigos, hicimos algunos tours juntos.
En tu otra banda, The Sleepy Jackson, tenés un estilo de rockero clásico, y aquí un electropop con disfraces. Es como si fueras dos artistas viviendo en la misma persona. ¿Cómo vivís con eso?
(Risas) Es interesante, y es cierto, es bastante diferente. Tengo un rol diferente en cada banda, aquí trabajamos con computadoras, algo más biónico, y en mi otra banda, The Sleepy Jackson, que de hecho nos estamos reuniendo en este tiempo porque siento que extraño esa parte natural, todo es más clásico.
Venís de una familia de músicos, bluseros, más orgánicos, ¿cómo fue el encuentro con tu padre la primera vez que te vio en tu traje de Emperador?
Es cierto que vienen de otra escuela, pero yo tengo una imaginación muy poderosa y ellos siempre me acompañaron. El sueño de mi vida es ser completamente pleno y puro, y eso sería como vivir en el espíritu más allá de la carne. Tengo esa visión, y es tan grande como el cielo.  fuente: clarin.com