ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

10 DE DICIEMBRE, "FRANCO SIMONE" EN ARGENTINA.

FRANCO SIMONEEN ARGENTINA
10 DE DICIEMBRE / Teatro Gran Rivadavia (Av. Rivadavia 8636 – C.A.B.A)entradas en venta por fullticket

** El popular cantautor italiano llega a la Argentina para presentar sus mejores canciones
** Paisaje, Respiro,  Tú siempre tú, El mundo, fueron parte de los éxitos que lo consagraron como uno de los artistas más importantes de la canción romántica.
Conciertos en Argentina:5/12 – Teatro Mercedes Sosa / TUCUMAN
6/12 – Forum / SANTIAGO DEL ESTERO
8/12 – City Center / ROSARIO
10/12 – Teatro Gran Rivadavia / BUENOS AIRES
12/12 – Sunchales / SANTA FE

A más de 7 años de su última visita, Franco Simone, uno de los cantantes y compositores italianos más destacados de la música romántica regresa a la Argentina para reencontrarse con su público.
Ya están confirmados sus conciertos en Tucumán, (5/12), Santiago del Estero (6/12), Rosario (8/12), Buenos Aires (10/12, Teatro Gran Rivadavia), y Santa Fe (12/12 en Sunchales), donde cantará todos sus éxitos  y presentará parte de su último trabajo La música del mar.
De enorme éxito internacional desde los años ’70, Franco logró un lugar irremplazable en todo América Latina y en especial en la Argentina, donde irrumpió en la escena musical con temas como Tú siempre tú, Paisaje, Respiro, Río Grande, grandes éxitos de difusión que lograban además cifras de venta impensables hoy en día.

Su popularidad en el mundo de habla hispana (España, México, Colombia, Chile, Argentina) lo obligó a grabar más de 8 álbumes en español, además de los editados en su propio idioma, el italiano.
Como afirman aquellos que lo conocen bien: “Para amarlo, basta escucharlo una vez en vivo!”.

BIOGRAFÍA

Francesco Luiggi Simone, conocido artísticamente como Franco Simone, nació cerca del mar (Acquarica del Capo, un pueblito del Salento, Italia), y posee de esa zona muchas características, la naturaleza, la imprevisibilidad creativa, la confianza con los grandes espacios.
En la casa de estudiante en Roma, donde lleva adelante sus estudios de Ingeniería, cada noche en su habitación, se reúne un grupo de compañeros de estudio quienes le piden cantar. Las más requeridas son precisamente las canciones que Franco ha compuesto por un simple desahogo personal, como si se tratara de páginas de un diario. Es así como se crea un ambiente de recital, incluso los más “rebeldes” de aquellos compañeros (estamos en plena convulsión estudiantil), se dejan llevar por la música y los textos de Franco.
Son precisamente ellos los primeros en llamarle, “El poeta con la guitarra”.
Apoyado por este especial público, Franco se presenta, en 1972, al Festival de Castrocaro, reservado a los nuevos talentos, y vence como cantante y autor. A la final televisiva, llegan tres canciones suyas.
Creen de inmediato en él, la casa discográfica RI-FI Record, responsable de los mayores éxitos de Mina, Iva Zanicchi, Fausto Leali... y un productor, Ezio Leoni, de intuición infalible (a él se debe la consagración de nombres como Adriano Celentano, Gabriella Ferri, Luigi Tenco...). De Franco dice de inmediato; “Es inevitable que guste al público... tiene un talento natural en el componer y una voz inconfundible que usa con la naturaleza con que respira.”
A distancia de pocos meses desde Castrocaro, Franco está presente en la “Góndola de Plata”, de Venecia.
Pero no todo es fácil, Franco no pertenece a ninguna “escuela”, no obedece a ninguna moda, no se adhiere a ninguna exigencia comercial. Muchos tienen problemas en “catalogarlo”, en un período de “rebeldes” fingidos, él, como verdadero artista, es un rebelde auténtico que escribe canciones en apariencia tradicionales, pero que en realidad poseen mucha innovación... como todo aquello que nace en libertad de expresión.
En 1974, Franco está en el festival de San Remo, donde canta una canción que, a distancia de algunos años, lo ha consagrado como vencedor moral de aquella edición: se trata de “Fiume Grande” (“Rio Grande”).
En 1976, llega el gran éxito con el álbum, “Il poeta con la chitarra”, que contiene además de otras, “Tu e così sia”, con la cual Franco gana La Góndola de Oro en 1977, “Tentazione”, que el sondeo de un prestigioso semanal inserta entre las 50 canciones más bellas del siglo; además de una lectura personal de “Il cielo in una stanza”, del “hermano mayor” Gino Paoli, con la cual Franco se gana en el `78, una segunda “Góndola de Oro”.
Siempre en 1977, la crítica especializada le confiere “Il premio del Paroliere”, por el contenido poético de sus textos, confirmado también con la publicación de un tema valiente como “Il vecchio del carrozzone”, con el cual, primero entre los cantautores italianos, afronta con intensa participación el problema de la vejez.
El álbum “Respiro”, publicado inmediatamente después, además de la canción del título
homónimo (ya reconocida como una de las canciones italianas más bellas de todos los tiempos), contiene un tema “escandaloso”, por su absoluta sinceridad: “Cara droga”. Quien no se sorprende nunca es el público que va a escucharlo en vivo, tomando la coherencia de un artista que puede pasar con desenvoltura desde temas románticos a otros de  mayor espesor, sin contradicciones.

Leo Rivas, un atento comentador, declara: “éste artista Italiano está cambiando, en un idioma que no es el suyo, nuestra forma de escribir canciones.”
La gran sorpresa ha llegado pocos años atrás, desde los “inaccesibles” Estados Unidos; por más de diez semanas Franco está presente en las clasificaciones de ventas oficiales (aquellas “sagradas” de la revista “Bilboard”) con su álbum “Totò” (“El cómico” en la versión española). A parte de Doménico Modugno, es la primera vez que un cantautor italiano encuentra espacio en aquellas clasificaciones.
Después de “Paesaggio” del 1978, álbum que contiene parte de la canción homónima, una estupenda relectura de la portuguesa, “La casa in via del campo”, llegan, “Franco Simone”, (que contiene, entre otras, “A quest´ora”), además “Racconto a due colori” (que contiene el tema “Tu per me”).
El año 1982, es el año de “Gente che conosco”, álbum que, gracias a la colaboración de un  productor genial como Roberto Danè, abre un nuevo e importante capítulo: con canciones “frescas y originales”, Franco cuenta sus sueños, aquellos que se hacen de verdad mientras se duerme, el resultado es extraordinario: “Sogno della galleria” es un ejemplo.
“Camper”, álbum de 1984, contiene otro clásico: “Notte di san Lorenzo”.
En 1985, Franco vuelve al Festival de San Remo, incluso sabiendo ser el artista menos adaptado a este género de manifestaciones, que requieren canciones de “éxito rápido”. Las suyas se sitúan mucho más allá, pero después se convierten puntualmente en las favoritas. De hecho su canción en competencia, “Ritratto”, es la última en ser notada, pero es también la única, junto a “Donne” de Zucchero, a permanecer en la clasificación por muchos meses.
1986 es el año de, “Il pazzo, lo zìngaro ed altri amici; contiene como siempre canciones muy inspiradas como, “Viva Settembre”, “Gli uomini”, “Luna, tu lo sai”.
“Totò”, álbum destinado a dar vueltas por el mundo, llega en 1989. Se trata de un homenaje al gran cómico napolitano, hacia el cual Franco nutre una auténtica veneración. Contiene, además de la homónima canción, una nueva y estupenda versión de “Malafemmena”.
El ´90 es el año de “VocePiano, (“Dizionario dei sentimenti”), uno de los discos más sugestivos de Franco, registrado con el simple acompañamiento de un piano a cola, en el transcurso de una tarde.
La voz de Franco, desnuda como nunca antes, se convierte en un instrumento a través del cual pasan las emociones de 12 auténticas obras maestras, suyas y de otros “hermanos mayores”, (Brel, Bindi, Serrat, Modugno), él mismo Doménico Modugno llama en directo a un programa televisivo, felicitando a Franco por cómo había sabido entonarse a una canción bella y difícil como “Meraviglioso”.

En el curso de 1992, Franco compone melodías para un musical, de título, “A piedi nudi verso Dio”, llevado a los teatros, partiendo desde el Brancaccio de Roma, con la gran cantante-actriz María Carta.

En 1994, llega un álbum publicado exclusivamente en lengua española, “La ley del alma (y de la piel)”, que, después de algunos años, aparecerá en Italia con el título “Neolatino”.
Sigue “Venti d’amore” (´95), en el cual Franco, junto a un inédito, “Angeli in prestito”, reedita, con nuevos arreglos, 11 grandes éxitos suyos.
El amor y la frecuencia de la música clásica, han proyectado a Franco, a partir del ´97 en una dimensión que le ha abierto, nuevas e inesperadas perspectivas: ha sido elegido como voz protagonista para una composición de música clásica que ve en escena, con más de 200 músicos y un cuarteto de voces clásicas (soprano, tenor, contralto y barítono). Se trata de la “Missa Militum”, composición sagrada dedicada a las fuerzas de paz en el mundo. Junto a él, ha estado como voz recitante, Giorgio Albertazzi y además Alessandro Haber. Las representaciones de Foligno, Cittá di Castello, Palermo, Todi, Perugia, han significado verdaderos triunfos para Franco, con partituras bellas, muy difíciles, que requieren excepcional capacidad interpretativa, ductilidad y extensión vocal al límite de lo imposible. La edición del 12 de Junio de 1998, organizada por el alcalde Rutelli por la comuna de Roma, desde la Basílica de Santa María in Aracoeli, ha sido trasmitida en mundovisión, vía satélite por la RAI International.
El álbum “Notturno fiorentino” (1998), pasa desde melodías lineales, pero nobles (la misma “Notturno Fiorentino”, “Una storia lunga una canzone”, “Navigando”, “In un minuto”) hasta temas de amplio respiro como, “Pane”, himno a la libertad, en el cual Franco realiza un dueto con la gran soprano Adriana Maliponte. Están además una “Ave María” de Bach-Gounod para estremecerse, una clásica poesía de Salvatore di Giacomo (“Pianefforte e notte”) musicalizada por el mismo Franco, hasta llegar a “Figlio d`amore”, tema a un hijo drogado cantada con María Carta, la gran intérprete desaparecida algunos años atrás. Para escuchar!
En el 2001, llega un álbum nacido del feliz encuentro artístico de Nikos Papakostas, mítico compositor griego. El cd, de título “Eliopolis-La città del sole”, registrado con una extraordinaria orquesta balcánica, demuestra que Franco consigue encontrar siempre nuevas formas expresivas. En su primera presentación en Bruselas, el álbum viene premiado con el GRAN PREMIO EUROPEO W.A.M. (Web award of music) de la cultura étnico musical.
Artista riguroso, más allá de las estaciones y de las modas, junto al espectáculo ligado a su repertorio inicial, Franco a partir del ´99 propone más arias sagradas, en teatros y catedrales. A éste particular concierto, que lleva por título “Canto d´amore”, ya difundido en televisión y vía satélite, llega después de un largo trabajo de investigación, composición y elaboración, iniciado en los años setenta.
En el año 2003 Franco participa como invitado especial, por tercera vez, en el Festival Internacional de Viña del Mar, en Chile. Más de 130 periodistas de todo el mundo le asignan el premio a la trayectoria.
A su regreso a Italia, junto al cd “Dizionario “rosso” dei sentimenti” registrado con la formula voz-piano, publica el dvd homónimo enriquecido precisamente con las imágenes de aquel festival.
Después de algunos meses llegan otros dos reconocimientos: el León de Oro a la carrera, entregado en el Palacio del cine de Venecia en el curso de la renovada manifestación “Góndola de Oro” y un Título “honoris causa” en Economía y Técnica de la Comunicación, asignado por la Universidad Internacional ISFOA.
En el inicio del 2006 Franco está presente en un imponente concierto trasmitido por Rai Uno, con alrededor de 200 músicos. Se trata de “Il vento di Mykonos”, +opera de sabor mitológico.
Sigue la banda musical para un cortometraje sobre los conflictos religiosos, que lleva por título “Due”, presentado con éxito en Hollywood y en varios festivales de cine.
En enero del 2007 vuelve a Chile con una hora de concierto en el curso del Festival de La Serena de la Televisión Chilena. La prensa escribe: “Lo sorprendente de este artista italiano es que sus canciones vivan con el mismo vigor desde hace más de 30 años”.

En el año 2008 en América Latina el cd “Grandes éxitos en castellano” le hace obtener un doble disco de platino. Ese mismo año, le viene conferido el título de Embajador en el mundo de las Pro Loco (asociaciones comunales) del Salento y en agosto, junto a Mariangela Melato, Stefania Sandrelli y Giancarlo Giannini, recibe el premio “Alba di Venere”. La motivación: el alto contenido poético de sus canciones.

Mientras tanto, una curiosa noticia llega desde Los Angeles:  por las calles de California, con todas las autorizaciones legales del caso, circula una BMW con la patente “PAISAJE – FRANCO SIMONE”. Se trata del homenaje al cantautor italiano (y en particular al tema,  uno de sus mayores éxitos internacionales) de la señora Nancy. M. Silvia, fundadora del primer Franco Simone Fan Club estadounidense.
En otoño, en el “Istituto delle Suore Orsoline di Roma”, se inaugura la Star Rose Academy, la cual tiene como objetivo estimular el talento de jóvenes artistas, dispuestos a buscar el éxito exclusivamente a través de su propio talento, sin atajos. Para Franco comienza una nueva aventura: Claudia Koll, como docente de actuación, y el director Máximo De Marco consideran que él es la persona más idónea para el puesto de docente de canto, gracias a una larguísima carrera que siempre ha mezclado arte y ética.
Precisamente con Claudia Koll, Franco se pone a trabajar de inmediato para realizar un cd de objetivo benéfico (que lleva por título “Guarda le mie mani”) para la construcción de un hospital en África, en particular para las personas discapacitadas de Burundi, sobre todo jóvenes. Para la ocasión pone a disposición “Due come noi”, un tema inédito, pero lo destacado  es que otros prestigiosos nombres del mundo musical responden con generosidad a la invitación de Franco de ofrecer algunos de sus temas. Nace así un disco-evento, en circulación desde el inicio del 2009.
Más información: