ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

sábado, 31 de octubre de 2015

"CJ Ramone" presenta su "Last chance to dance" en Argentina EL EX BAJISTA DE LA MÍTICA BANDA THE RAMONES REGRESARÁ LA PRÓXIMA SEMANA A ARGENTINA PARA PRESENTAR SU SEGUNDO DISCO EN SOLITARIO, "LAST CHANCE TO DANCE", QUE SE CONSTRUYE ALREDEDOR DE UNA ESENCIA RAMONERA Y TOQUES DE LA VIEJA ESCUELA DEL PUNK.

El músico dará a conocer su nuevo material en una serie de recitales que se desarrollarán en Córdoba, Rosario, esta Capital y el Gran Buenos Aires, en el marco de una gira por Sudamérica con la que recorrerá también Chile, Perú, Uruguay y Brasil.

"Puede ser una ventaja y también una desventaja pero no me arrepiento. Fue el mejor momento de mi vida y lo recuerdo con una gran sonrisa", declaró CJ Ramone en entrevista con Télam, cuando se le preguntó sobre la implicancia que tiene, en su nuevo proyecto, haber formado parte de una de las bandas que marcó el comienzo de una era en la música a nivel mundial.

"Sé que el tiempo que tengo aquí es limitado así que mi intención es hacer todo como si fuera la última vez", enfatizó, luego, sobre el sentido que cobró su nuevo trabajo discográfico "Last chance to dance", motivo central de su segunda visita al país.

Es que "Reconquista", primer disco solista que Christopher Joseph Ward publicó como CJ Ramone, álter ego que con el que se popularizó durante su época ramonera, significó para el bajista "volver a hacer lo que más quería", aunque regresar al ruedo no resultó una tarea sencilla.

El proceso de materialización del álbum debut en solitario fue arduo: debió ser grabado tres veces antes de que alguien pudiera encontrarlo en formato físico sobre las bateas. "No estaba feliz con el sonido en general. Tomó mucho trabajo llevarlo a donde quería. Fue muy especial para mí ya que fue mi primer trabajo como CJ Ramone. "Last chance to dance", en ese sentido, fue muy fácil", confesó.

Frescura en las melodías. Un punk que por momentos coquetea con el pop. Matices de la vieja escuela del género que comenzó a visibilizarse gracias a la cadencia furiosa de acordes simples de The Ramones en la década del 70. Un lugar -también- para reformulaciones de aquel viejo sonido y una vuelta de tuerca con los instrumentos.

Eso es lo que se escucha en el nuevo LP de "El pequeño Ramone", mote que ganó el bajista, un ex marino fanático del cuarteto punk oriundo de Forest Hills, cuando al reemplazar en 1989 a Dee Dee Ramone resultó el más joven de la banda que lideró el introvertido Joey y que compartió con Johnny en guitarra y Marky en batería, hasta su disolución en 1996.

Y ahora, casi dos décadas después de aquella eufórica historia que dio nacimiento al punk, CJ regresa a sus orígenes con una docena de canciones sobre las que erige "Last chance to dance". Es "más ligero y divertido que 'Reconquista' pero en lo que respecta al sonido podría ser como su segunda parte", definió con sencillez.

Durante la grabación del álbum, el músico fue acompañado por Steve Soto y Dan Root en guitarras y coros (ambos de la banda californiana de punk Adolescents), el baterista David Hidalgo Jr. (Social Distortion) y el Street Dogs Pete Sosa -quien durante la gira comandará la batería- en percusión, lo que conforma una especie de dream team en la escena del punk.

El primer recital de CJ en el paí­s será el próximo miércoles 4 de noviembre en la sala cordobesa Refugio Guernica (Tillard 115) y continuará el jueves 5 en Ex Willie Dixon (Suipacha y Güemes), de Rosario.

En tanto el viernes 6 se presentará en White Vinyl Bar (Hipólito Yrigoyen 1323), de Adrogué; el sábado 7 en Asbury Music Club (Rivadavia 7523), del barrio porteño de Flores; y el domingo 8 se despedirá en City Bar (Fondo de La Legua 2550), Martí­­nez.

-¿Por qué decidiste titularlo "Last chance to dance"?
-Es la frase que solía decir en cada recital antes de nuestra última canción y pensé que sería un buen título para un álbum. No es un indicio de que esté renunciando.



-¿Sentí­s nostalgia cuando mirás en retrospectiva?
-No siento nostalgia para nada. Los Ramones siempre fueron y serán algo muy importante no sólo para la música, sino también para los chicos frustrados y sin aspiraciones de todos lados. Son tan importantes hoy como lo fueron antes y estoy feliz de haber sido parte de ellos durante sus años más exitosos.



-¿Cómo ves la escena actual del punk? ¿Crees que el mensaje es el mismo?
-Creo que el punk rock se volvió más político hasta un grado con el que nunca me sentí identificado. Aunque Los Ramones mencionaban algunas cuestiones políticas en sus canciones, tenían más que ver con pasarla bien. La vida puede ser dura, no necesito que alguien cante una canción y me lo recuerde. Me gustan las canciones que hacen a la gente bailar y pasar un buen momento.


-¿Hay alguna posibilidad de que vuelvas a tocar con Marky?
-Nunca digo nunca, pero no. fuente: telam.com.ar