ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

lunes, 21 de julio de 2014

MÚSICA Retratos de Chick Corea, en un solo piano doble "Portraits" (Retratos) es un nuevo disco doble de solo piano en el que el gigantesco Chick Corea recorre obras propias y otras de autores como Thelonious Monk, Stevie Wonders o Scriabin.

El disco, grabado en distintos conciertos en vivo en diferentes ciudades del mundo como Quebec, Cracovia, Easton o Casablanca, realizados en los últimos años, es como una expresiva fotografía de un Corea que pasados los 70 años (en la actualidad tiene 73) muestra una madurez, delicadeza interpretativa y concepción compositiva sorprendentes.
"Un solo piano no es algo que haga muy frecuentemente pero es algo que disfruto mucho porque me da la posibilidad de trabajar sin planes, de ponerme al piano y ver cómo me siento y qué encuentro, por tanto, bienvenidos al living de mi casa", comenta Corea al comienzo de un concierto realizado en Quebec y al abrir el disco.

El material abarca un total de 26 tracks, divididos en dos bloques: el primero disco dedicado a standards de jazz y un segundo que reúne un recorrido por pequeñas piezas de Scriabin y Bartok junto a otras propias e improvisaciones realizadas en vivo.

En permanente diálogo con el público, Corea va contando las piezas que interpreta y también los motivos para tocar a determinados músicos y paseándose en la primera parte por un sofisticado grupo de pianistas, de los que toca sus obras más relevantes o conocidas.

Es el caso del bellísimo "Waltz for Debby" (Bill Evans), o de los imperecederos "Round Midnight" y "Blue Monk" de Thelonious, "Dust in Sandi" de Bud Powell o el muy melodioso "Pastime Paradise", de Stevie Wonder.

"Este disco es un retrato de mi imaginación, un viaje a algunos de mis territorios favoritos y algunos desconocidos también y una visita a mis compositores predilectos"
"Este disco es un retrato de mi imaginación, un viaje a algunos de mis territorios favoritos y algunos desconocidos también y una visita a mis compositores predilectos", señala en el álbum, que acompaña con dibujos propios para marcar las intenciones de un trabajo, que Corea está presentando en vivo en la actualidad en distintas ciudades de Estados Unidos, con un concierto mensual.

Improvisaciones sobre dos preludios (el 2 y el 4) del compositor ruso Alexander Scriabin (1872-1915), al que define como una influencia permanente y de quien dice que "algunos de sus primeros preludios son tan melodiosos y bellos que para mí son como canciones de jazz" y las "Bagatelle" de la 1 a la 4 del húngaro Bela Bartok (1881-1945) adornan el comienzo del segundo cd de "Portraits".

Y son parte de los más interesante del material, con una interpretación que no rehuye de la claridad Scriabin ni del vanguardismo de Bartok y que al mismo tiempo se propone riesgos y es rica en hallazgos de climas y atmósferas.

El trabajo sobre estos dos autores clásicos, que Corea maneja con soltura, y las piezas que siguen a continuación son lo mejor del material y donde se hayan las perlas más relucientes de todo el trabajo.

El segundo disco continúa con la interpretación de 10 de sus 20 miniaturas musicales conocidas como "Children`s Song", que Corea grabó en 1983 en otro disco de solo piano y que define como "imágenes, poemas, impresiones" pianísticas.

Acá, Corea trabaja el piano en forma casi minimalista, lúdica, pero al mismo tiempo melódica, ofreciendo luminosos paisajes musicales en los que la simpleza nada parece restar a la profundidad.

El disco se cierra con una serie de improvisaciones que Corea realizó en conciertos a lo largo del mundo, la mayor parte en 2011, y que fueron creados a partir del rostro ("como retratos pictóricos") de voluntarios entre el público que se prestaron al juego propuesto por el músico.

Estas composiciones, que denotan mejor que ninguna otra el estado actual del piano de Corea, llevan los nombres de las ciudades en que fueron creados.

Así, hay dos de Carcovia, dos de Casablanca, cuatro de Easton, Maryland y dos de Vilna, Lituania, donde se puede leer casi un resumen o una síntesis de un depuradísimo y personal abordaje del piano de Chick Corea en una etapa de madurez y creatividad permanente.

Nominado a 59 premios Grammy y ganador de 20, acompañante de Sarah Vaughan y miembro de la banda de Stan Getz en sus comienzos, Corea fue parte del quinteto de Miles Davis entre 1968 y 1971, estuvo luego en el origen del jazz rock con Return to Forever, banda que integraron Stanley Clarke, Lenny White y Al Di Meola, entre otros.

Y luego desarrolló una extensa y formidable carrera solista, yendo y viniendo hacia distintos sitios y con amplias búsquedas sonoras.

Su actividad es tan grande en la actualidad que gira con cuatro proyectos distintos al mismo tiempo, con uno de los cuales, The Vigil llegará a Rosario y Buenos Aires a fines de agosto próximo.

Pero también está ofreciendo conciertos en dúo con el banjo Bela Fleck, otros con el contrabajista Stanley Clarke y otros con el vibrafonista Gary Burton, además del sexteto The Vigil y de los conciertos de solo piano.  fuente: telam.com.ar