ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

lunes, 14 de julio de 2014

ANIVERSARIO Dino Saluzzi y Julio Pane revisan el legado supremo de Aníbal Troilo Los bandoneonistas se reunieron para reflexionar sobre Aníbal Troilo -en el centenario de su nacimiento-, a quien consideraron un músico "supremo", aunque hijo de un tiempo cultural "que se ha tratado de destruir".

"En el mes del centenario de `Pichuco` me siendo particularmente mal porque hay que decir que la figura de Troilo fue suplantada", concluyó Saluzzi, de 79 años.

"Desde los `60 se han preocupado para destruir nuestra música, pero por suerte hay mucha gente preocupada por su esencia", apuntó Pane, de 66 años.

Saluzzi es un bandononista que ha conjugado los lenguajes del folclore, el jazz y la música clásica y que integró la orquesta típica de Alfredo Gobbi; Pane es una figura asociada a otros nombres del género como Horacio Salgán, Enrique Francini, Armando Pontier, Atilio Stampone, Héctor Stamponi, Miguel Caló, José Basso y Leopoldo Federico, entre otros.

Ambos se reunieron con Télam y abordaron, con una mirada crítica, el tratamiento de la figura de Troilo (1914-2014).

-¿Cuál es el lugar que ocupa Trolo en la evolución del tango ya que, previo a él, hubo bandoneonistas notables como Ciriaco Ortiz, Pedro Maffia o Pdero Laurentz?
-Dino Saluzzi: La gente a menudo compara y dice que uno es mejor que otro, según su gusto o su familiaridad. Pero lo importante es la variedad, no la inducción del gusto de otros. Si no, inevitablemente, se incurre en una forma de autoritarismo.
-Julio Pane: Maffia y Lauretz claramente han sido un antecedente de Troilo, pero es importante cada paso en la evolución. Antes hubo alguien que intentó hacer algo por primera vez con intrumento y no tenía un método. Y aun así, lo que hizo fue revolucionario en su tiempo. "Tinta verde" es el primer tango que graba Troilo con su orquesta y es un remedo de lo que grababa Maffia, acaso un poco más rápido. Todo tuvo su tiempo. Pichuco, con su orquesta, desde el `37, lo que hizo fue una apertura maravillosa a todo lo que hubo después. Supo darle a la orquesta un desarrollo. Tuvo a los cantores que quería y les decía cómo tenían que cantar. Sabía perfectamente cuáles eran los arregladores que tenía que contratrar, como Argentino Galván, por ejemplo, que fue una figura descollante.
- D.S: Y poco reconocida.
- J.P: Recuerdo que una vez Galván hizo un arreglo y la orquesta lo estaba ensayando. A cada momento Troilo hacía una modificación y le preguntaba "Argentino, te parece que cambiemos esto..". A la quinta vez Galván le contestó: `Gordo, el arreglo ya me lo pagaste`. Eso quiere decir que Galván ya escribía pensando en que escribía para Pichuco.
Nunca el arte es producto de un solo cerebro. Es un hecho colectivo. Uno puede crear la imagen musical pero luego necesitás los intrumentos, los músicos... La gran visión de Troilo era saber siempre lo que quería. 
- D.S: Hay una escala de valores y Pichuco sigue siendo una autoridad. Él marcó el camino; los otros, los arregladores, fueron importantes, pero, aun así, de segundo orden. Eso es lamentable pero es así.

- De todas las dimensiones de Troilo, como compositor, director o instrumentista, ¿Cuál ha sido su legado más significativo?
- D.S: Una de sus virtudes era decir el tango con pocas palabras. Escuchás el vals "Un placer" y te fulmina.
- J.P: Todos buscaron al próximo Gardel en un cantor y el siguiente Gardel fue Aníbal Troilo. El, precisamente, quería que su orquesta sonara como Gardel.
Otra cosa particular que tenía era que te hacía participar de lo que él hacía. Inauguró la vanguardia y sin embargo le escribió un tango a los demás llamado "A la guardia nueva". Tenía una humildad extraordinaria.
- D.S: Después vinieron los que especularon y quisieron aprovecharde los calificativos. Llegué a pensar que querían destruir la música argentina. Troilo nos incluyó a todos pero, ¿Alguien hizo algo por Pichuco?. Es como la Primera Guerra Mundial. Después de que murieran millones de personas se le hizo el monumento al soldado desconocido. Está lleno de gente que no ha hecho nada por Troilo. ¿Cómo podes ignorar a un tipo como Pichuco y tratar de suplantarlo con una música que no es de acá? No entiendo cómo podes ignorar el vals "un placer" o una zamba de Mario Arnedo Gallo. ¿Cómo se puede ignorar a De Caro, a Delfino?. Hay que ser muy malo para ignorar todas esas cosas. Por eso, en este centenario, me siento particularmente mal porque a Troilo lo han suplantado.
- J.P: Desde los `60 se han dedicado a destruir nuestra música pero hay mucha gente preocupada y estudiosa. El tango no se ha ido. fuente: telam.com.ar