ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

viernes, 7 de marzo de 2014

Bowie recupera a su musa Gracias al documental “20 Feet From Stardom”, que ganó el Oscar, la cantante Claudia Lennear fue rescatada. Fue novia del inglés en los ‘70. El le prometió componerle canciones.

Este año, el Oscar al mejor documental se lo llevó 20 Feet From Stardom (algo así como A 3 metros del estrellato ; se refiere a la distancia que se interpone entre la chica que corea de fondo y la estrella) del director Morgan Neville. En la película dan sus testimonios las coristas más famosas de los rockeros de los ‘70. Una de ellas es la cantante de gospel y soul Claudia Lennear. Se trata de una afroamericana pechugona tan parecida a Tina Turner que Ike la contrató para que bailara y cantara con ellos en las giras. La morocha dio su primera sorpresa como sex symbol y vocalista cuando Joe Cocker la hizo cantar Let It Be para su concierto (y película) de 1970 que aquí se llamó Perros rabiosos e ingleses. La impactante performance donde se la ve apenas cubierta por una batita rosa, ya está subida en YouTube.
Al año siguiente, la mujer terminó por ser famosa cuando se supo que Brown Sugar(71) de los Rolling Stones estaba inspirada en ella. Mick Jagger había tenido un affaire con Claudia, gracias a un permiso especial que le dio el golpeador de Ike Turner (tenía a todas las chicas de su troupe bajo estricto control).
Fue recién con la balada sentimental (hasta bordear lo más lacrimoso del flamenco)Lady Grinning Soul ( la dama del alma que sonríe ), última del álbum Aladdin Sane(73), que su relación con David Bowie dejó de ser un secreto: ella también había sido su musa de ébano. A su piel, la describía como “dulce y aceitada de almizcle”.
Los destinos del Duque Blanco y la Princesa Negra volvieron a cruzarse. Seguramente, el estreno de la película le recordó a Bowie qué gran cantante era la Lennear. Y dos días antes de que el documental ganara el Oscar, Bowie se comunicó con ella. “Recibí una llamada de David Bowie de la nada hace dos días”, contó al New York Post. “Me dijo que quería componer para mi próximo proyecto discográfico. Al principio, no podía creer que estaba oyendo su voz. Hace como 20 años que no nos vemos”.
“Este documental está trayéndome muchos regalos desde el pasado”, se alegra Claudia, que se convirtió en una profesora de español, francés y matemática en California. “La verdad, no sé cuál será mi próximo proyecto, pero estoy segura de que me preocuparé por que David mantenga su promesa definitivamente”. La relación entre los cantantes ha vuelto a funcionar, como en 1973, cuando Claudia editó su único álbum solista,Phew! fuente:clarin.com