ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Haciendo equilibrio, al filo de la melancolía El pianista argentino, director del Festival de Jazz porteño, acaba de editar dos discos, “Goodbye” y “Small Hours, Late at Night”. Por Pablo S. Alonso.

“Por default voy a un lado melancólico. Lo he dicho: el piano, mis hijos y el trabajo me han salvado más de una vez. Tengo saudades de cosas que aún no sucedieron.” Adrián Iaies está explicando la espontánea lectura de Fly me to the moon, grabada para Goodbye, uno de sus dos nuevos discos, pero su frase también funciona como certera autodefinición.
El solo piano Goodbye fue un presente (regalías incluidas) para Justo Lo Prete (“Tiene lo que tenían los viejos productores de jazz, pasión por esta música”), propietario de RivoRecords, sello que sólo produce discos con standards , material escaso en la discografía del pianista. “Me encanta tocar standards , pero no siento que pueda hacer una carrera tocándolos, no tendría algo lo suficientemente personal para decir. No es con lo que crecí.” Pero sos un músico de jazz, después de todo…
Músico de jazz es alguien que tiene una ideología y un criterio jazzistico. Cuando Bill Evans tocaba Cole Porter, Porter no era jazz. Cuando Miles graba Someday My Prince Will Come... My Favourite Things es jazz después que Coltrane toca la primer nota.
La selección fue consensuada con Lo Prete. “Tengo Danny Boy muy asociado con uno de mis discos de piano favoritos, Mostly Ballads, de Steve Kuhn. Yo escuché muchas versiones de Goodbye, pero decido grabarla cuando escucho la de Charlie Haden que canta Diana Krall, una mina subestimada. Soul eyes es un tema que yo he tocado, me gusta mucho Mal Waldron. Para grabarlo lo pasé a 3 por 4, como un jazz waltz .” Hay una forma tuya de tocar característica que en “
Goodbye”
se nota en “When You’re Smiling”.

Me divierte mucho tocar sin el pedal. Porque el uso del silencio funciona de un modo cuando tocás con el sustain del pedal y el silencio es la reverberación de la nota, o cuando directamente no usás el pedal y lo que hay es un silencio. Siempre vas a generar un contraste, salvo que estés tocando Monk.

In the Wee Small Hours of the Morning aparece tanto en Goodbye como (también en solitario, pero con distinto arreglo) en el flamante Small Hours, Late at Night, album destilado de cuatro presentaciones en octubre pasado en Vinilo, cada una con distintas formaciones. De sus nueve temas, seis son de Iaies: “A excepción de una versión del trío de Esa foto del Blue Smoke, que estaba grabada en solo piano, es música mía no grabada”, describe.
Además de su trío con Pepi Taveira (batería) y Ezequiel Dutil (contrabajo, hoy reemplazado por Juan Pablo Bayón) y su cuarteto, al que se le suma Mariano Loiácono en trompeta, hay un trio ad hoc junto a Taveira y Loiácono (“Me gusta eso, piano, escobillas, y trompeta, sin contrabajo”), y sendos dúos con Loiácono, Barbie Martínez (“una cantante que me encanta”, en Lover Man) y el guitarrista Ramiro Penovi.
¿Por qué elegiste presentar inéditos en grabaciones en vivo?

No encuentro que necesariamente uno tenga que dar a conocer temas nuevos con versiones de estudio. Se trataba de música ya muy tocada, con lo que en vivo necesariamente iba a ganar en frescura.
Uno de ellos se titula “Brubeck”. ¿Es parte del mismo gesto de haber dedicado una suite a John Lewis, homenajear a músicos en su momento subestimados por la crítica?

Totalmente. Dos genios subestimados por ignorancia, porque se los consideraba consevadores o parte del establishment jazzístico. Me hice fan de los solo pianos de Brubeck de sus ultimos años, súper reflexivos. En ambos siempre encontré una conexión con el lenguaje clásico que no sólo me ha resultado familiar sino que me siento bastante identificado.
Después de dirigir una nueva entrega del Festival de jazz de la ciudad (del 20 a 25 de noviembre), Iaies tendrá una agenda cargada: “Me voy 20 días a Italia a tocar y a grabar un par de discos con Virginia Viola, una cantante rosarina que vive en Verona.” Y hay más: nuevas giras internacionales con el contrabajista Horacio Fumero y el principal proyecto para 2014: “Ya estoy preparando un disco nuevo, bastante ambicioso. Doble.” fuente:clarin.com