ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

miércoles, 28 de agosto de 2013

One Direction: el quinteto de la suerte No ganaron el concurso del programa de TV “The X Factor”, pero, juntos, ya vendieron más de 10 millones de CDs, y son un furor internacional. Mañana llega la película...Por Eduardo Slusarczuk.

Para el irlandés Niall Horan (19) y para los ingleses Zayn Malik (20), Liam Payne (19), Harry Styles (19) y Louis Tomlinson (21), juntos One Direction, cierto día de 2010 el tiempo se aceleró. Desde entonces, en el mundo que comparten todo empezó a pasar -y sigue pasando- de manera vertiginosa.
Tanto que apenas dos años después de su despegue, de la mano del productor Simon Cowell, y luego de haber quedado en el tercer lugar del concurso The X Factor de la televisión británica, la banda acredita dos álbumes con más de diez millones de copias vendidas; varios hits que llegaron al tope de los rankings en 35 países; dos tours internacionales que totalizaron 184 presentaciones en 15 meses; otra gira programada para 2014, que incluye dos presentaciones en el estadio de Vélez, el 3 y 4 de mayo, con localidades ya agotadas; un DVD grabado en vivo con récord de ventas y una cantidad importante de nominaciones y premios ganados.
Una lista a la que, a partir de mañana, le sumarán el estreno del documental One Direction: This Is Us. Dirigido por Morgan Spurlock, conocido por su documentalSuper Size Me, en el que evaluó las consecuencias de la alimentación en base a las comidas rápidas, comiendo tres veces por día en McDonald’s durante un mes, el filme intenta reflejar la intimidad del grupo más allá de los escenarios.
Tan rápidas van las cosas para el quinteto, que mientras hace un par de meses decenas de actores, actrices, directores y productores se tomaban unos días para compartir con periodistas de distintas partes del mundo en un hotel de Cancún, los chicos apenas si pudieron conectarse por Skype, desde Manchester, para brindar una conferencia de prensa a distancia.
“Esta noche tienen un show allí”, los excusó Spurlock, antes de presentarlos desde la tarima que presidía el enorme salón. Y de abrir el juego para que, a partir de ese momento, un centenar de periodistas dispararan preguntas hacia una pantalla desde la que los chicos alternaron sus respuestas con un extenso repertorio de bromas, algunas compartidas con el auditorio y otras no tanto.
“Las redes sociales, las entrevistas o cosas de ese tipo nunca permiten conocer realmente a alguien. Y creo que esta película es una gran oportunidad para que ustedes y el público conozcan a nuestras fans, y para que puedan ver un costado nuestro hasta ahora desconocido”, picó en punta Styles.
¿Cómo decidieron que Spurlock fuera el realizador?

Styles: Habíamos visto lo que él había hecho. Y nosotros queríamos alguien que realmente se comprometiera con el proyecto. Que no fuera alguien que sólo se parara detrás de las cámaras para dar órdenes.
Malik: Lo bueno de trabajar con alguien como Morgan es que él te hace sentir que todo está bajo control.
¿Siguieron algún tipo de guión?

Tomlinson: No. Creo que lo más importante de todo, para nosotros, era mostrarnos naturalmente. Y para que eso suceda, no puede haber un guión. El filme es un cien por ciento nosotros.
Styles: Es algo que acordamos de un principio. En ningún momento alguien dijo: ‘Paren de filmar que queremos hablar de tal o cual cosa.’ Siempre te va a asustar un poco, cuando le das acceso a alguien a que filme todo lo que hacés, porque no sabés exactamente qué es lo que el público va a ver ahí.
Horan: Pero también es cierto que apenas comenzamos, en The X Factor, vivimos diez días rodeados de cámaras. Entonces, ya no es un problema para nosotros.
La película está muy centrada en el rol que juegan los fans. ¿Cuán importante es para ustedes la energía que les transmiten?

Payne: Es muy importante. Hemos girado mucho, y nunca tuvimos un público malo. Es asombroso.
Styles: Aún si tuviste un mal día, solamente pisar el escenario y escuchar los gritos te cambia el ánimo.
¿Hubo algo que hayan aprendido de ustedes mismos, haciendo el documental?

Horan: Yo aprendí que a Louis no le gusta el azúcar en el té. (Risas) Tomlinson: Y Niall ayer entró en la pubertad. Ya tiene pelos en las axilas. (Más risas) ¿Ya se acostumbraron a los gritos de las chicas cuando los ven?

Payne: No. Y no creo que vayamos a acostumbrarnos. Es una reacción que no se puede explicar. Sucede así. Es sencillamente demencial.
Entre otras cosas, la película muestra el conmovedor momento en que uno de ustedes le compra la casa a su mamá. ¿Qué otras cosas de similar importancia, pudieron conseguir gracias al éxito que han logrado?

Tomlinson: Creo, en general, que haber alcanzado una posición desde la que podemos ayudar a quienes amamos, es maravilloso. No me parece que la cuestión pase por enumerar las cosas materiales que podamos haber conseguido para nuestras familias. Pero tener esa posibilidad es de las mejores cosas que hicimos.
La decisión de formar un grupo surgió luego de que ustedes perdieran individualmente en el certamen. ¿Alguno de ustedes tuvo algún reparo cuando les hicieron la propuesta?

Payne: No. Al comienzo teníamos algo de temor con lo que pudiera pasar porque no teníamos claro cómo podría funcionar el grupo, teniendo en cuenta lo lejos que vivíamos uno de otro; sobre todo Niall, que es de Irlanda. Pero, al final, fue más fácil que lo que habíamos pensado, la primera vez nos reunimos en la casa de Harry. Fuimos allí para ensayar, y terminamos jugando al fútbol. Y desde entonces, todo fue para mejor. fuente.clarin.com