ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

jueves, 14 de marzo de 2013

Calamaro y Breque: el Salmón llora por Twitter Nostálgico, él confiesa por las redes sociales que la extraña. “Mi vida es triste y vacía sin Miqui”, confesó. Y promete fidelidad.


Como si cantara un tango, Andrés Calamaro anda llorando sus penas de amor por Twitter. Tras la separación de Micaela Breque, “El Salmón” está dispuesto a todo para reconquistarla y hasta le promete fidelidad en la espera. “Mi vida es triste y vacía sin Miqui, voy a esperarla fiel y leal. Es el amor de mi vida”, escribió.
El músico no puede superar la ruptura e intenta por cielo y tierra reconquistarla enviándole mensajes por la red social, fotos de su perro y dedicándole canciones románticas. La pareja llevaba más de un año de relación, se conocieron en el 2010 durante una gira de Andrés por Chile y comenzaron a salir mientras el cantante aún estaba casado con la actriz Julieta Cardinali. Este verano él dejó Buenos Aires para instalarse en Villa Carlos Paz, donde la modelo realizó temporada de teatro con la obraCirugía para dos. “No es fácil estar con Andrés. Hay que tener en cuenta su personalidad: es uno de los hombres más locos de la Argentina. Soy chica, quiero vivir mis 23 años. Y no llegar a los 30 sin hacer las cosas que deseo hacer”, confesó ella a la revista Gente tras confirmar la separación.
La crisis habría comenzado tras la publicación de una foto de la modelo con el piloto cordobés Pablo Pimuetto en una fiesta, y la versión sobre una relación que luego la modelo desmintió. Pese a todo, Andrés sigue mandándole mensajes públicos en las redes sociales “Miqui es mi persona preferida en el mundo y el amor de mi vida, sé que vamos a volver y estar juntos para siempre”, fue uno de los tantos que escribió. Por su parte, Micaela aclaró que no le gustaba el hostigamiento cibernético: “El básicamente es un chico de quince. Me estresó con todos esos mensajes públicos a los que yo tenía que salir a dar cataratas de explicaciones. Y en esta relación las riendas las tuve yo. Soy chica y elegí a un hombre de 51. Con respecto a las diferencias, sigo pensando que la edad no afectó. Que uno tiene una edad intelectual y una edad emocional”, dijo. En octubre ella se había tatuado en la muñeca la firma de Calamaro. fuente:clarin.com