ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

martes, 8 de abril de 2014

"Dizzy Reed": Apasionado por la Argentina El tecladista de los viejos Guns N’Roses dialogó con “Clarín” antes del show que la banda realizará esta noche en Ferro.

Sobreviviente de la sangría que a finales de los ’90 dejó a Axl Rose en una soledad casi absoluta, el tecladista Dizzy Reed aparece hoy como el único miembro de los viejos Guns N’Roses que sigue firme junto al cantante y líder de la banda; a la que ahora se suma su bajista original Duff McKagan. Mérito más que suficiente, a esta altura, para asumir la voz parlante de la banda nacida en Los Angeles casi tres décadas atrás, que hoy vuelve a tocar en la Argentina.
“Sin lugar a dudas, el público de allí es uno de los más apasionados que hemos conocido”, dice Reed desde Brasil, punto de partida de la etapa sudamericana de su tour 2014. “Será un placer volver a estar allí”, sigue. A cambio, el músico asegura que quienes estén en Ferro van a asistir a –palabras más, palabras menos- “un show de rock and roll que te caga a patadas en el culo”. Y si de ampliar el concepto se trata, Reed no peca ni un poco de falsa modestia. “Van a ver a varios de los mejores músicos de rock and roll que andan tocando por ahí, interpretando canciones que, a mi entender, son grandiosas”, dispara.
El repertorio está lleno de esos clásicos a los que te referís. ¿Cuesta mucho, en ese marco, que su público se interese por el material más reciente?

No. Creo que la gente que nos viene a ver aprendió a aceptarlo, y nuestras nuevas canciones se van convirtiendo en grandes canciones. Tenemos una banda que puede hacer que esos temas suenen tan bien como los viejos, que, al mismo tiempo, tratamos de que suenen siempre frescos. Afortunadamente, con los músicos que tenemos, podemos hacer que cada noche sea diferente; que nunca toquemos dos veces lo mismo. De eso se trata una buena banda de rock.
¿Comparable con la formación anterior?

¿La formación anterior? Eso fue hace mucho.
¿Cómo es tu relación con Axl?

Fantástica. A lo largo de los años, se han dicho muchas boludeces y se ha creado una versión de Axl que poco tiene que ver con la realidad de un tipo que trabaja muy duro en su música para poder darle lo mejor a la gente y que, además, es muy divertido. Es un placer hacer música a su lado.
Entre “The Spaghetti Incident?” y “Chinese Democracy” pasaron 15 años. ¿Cuánto deberán esperar los fans de la banda por un nuevo álbum?

Supongo que no tanto como para Chinese..., porque si no, no creo que esté por aquí para verlo. (Risas). Estamos trabajando en nuevo material, y grabando. Espero que sea pronto.
¿Te arrepentís de no haber ido a la ceremonia de inclusión de Guns N’Roses al Rock and Roll Hall of Fame?

Para nada. Si quería llevar a mi mamá y a mi papá a la fiesta, en la que homenajeaban a su hijo, tenía que pagar unas entradas ridículamente caras; y no me interesaba hacerlo. Pero más allá de eso, la razón principal fue que Axl no iba. No tenía sentido ir, si no iba la persona por la que estoy en la banda, y por la que hago lo que hago cada día como músico. fuente:clarin.com 

Por Eduardo Slusarczuk