ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

sábado, 15 de marzo de 2014

CINE “Wakolda” ganó el Premio Balance de Oro de décimo Pantalla Pinamar La película argentina “Wakolda”, de Lucía Puenzo, que acaba de ser nominada a 14 premios Cóndor de Plata, obtuvo el Premio Balance de Oro del décimo encuentro de cine argentino-europeo Pantalla Pinamar, que culminó este sábado con la proyección de “Ismael”, la última película de Marcelo Piñeyro, íntegramente filmada en España.

Así lo anunció durante la ceremonia de clausura el director del evento, el crítico Carlos Morelli, quien además manifestó su alegría porque “este año superamos ampliamente la barrera de los 30 mil espectadores”, lo cual significa un gran éxito de público para el festival, que superó incluso la cifra récord de 27 mil entradas vendidas el año pasado.

Además de “Wakolda”, que también se quedó con el premio Incaa TV y el premio Egeda (que consta de 6.000 euros en efectivo), los otros filmes galardonados por el voto del público y la prensa especializada fueron “Fantasmas de la ruta”, de José Campusano, que obtuvo el Premio Balance de Plata, y “Un paraíso para los malditos”, de Alejandro Montiel, que recibió el Premio Balance de Bronce.

Por otra parte, el jurado de Signis (Asociación Católica para la Comunicación) entregó su premio a “Un paraíso para los malditos” y otorgó una mención especial a la película “La laguna”, dirigida por los cordobeses Luciano Juncos y Gastón Bottaro, y protagonizada Germán De Silva y Gustavo Almada.

Los premios fueron entregados a los realizadores durante la ceremonia de clausura del festival, que tuvo lugar en los cines Oasis de esta ciudad, con la presencia de la presidenta del Incaa, Lucrecia Cardozo, y el titular del Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP), Tristán Bauer, y los cineastas Luis Puenzo, José Campusano, Juan José Jusid, Pablo César, Simón Franco, Miguel Mato y Gustavo Corrado, entre muchos otros.

Poco antes, el festival le rindió homenaje al actor, director y regisseur Sergio Renán, a los 40 años del estreno de su película “La Tregua”, primer filme argentino nominado al Oscar, en una ceremonia donde también estuvo presente la protagonista de la cinta, Ana María Picchio.

El premio Balance de Oro fue decidido por el voto del público y los periodistas, que le dieron un puntaje promedio de 8,18 a “Wakolda”.

La tercera película de Lucía Puenzo, que compitió en la sección Una Cierta Mirada del último Festival de Cannes, fue también la Mejor Película en los Premios Sur y fue elegida como la representante local a los Oscar 2014 por los integrantes de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de la Argentina.

La obra de Puenzo, que acaba de recibir 14 nominaciones a los Premios Cóndor de Plata, lleva la acción a 1960 y pone como punto de partida la llegada de un hombre de ciencia alemán (al parecer se trataría del nazi Joseph Mengele) a Bariloche, cerca del lago Nahuel Huapi, que elige quedarse en una hostería recién inaugurada en ese lugar.

Allí lo reciben los propietarios, un joven matrimonio padres de una niña que parece mucho más pequeña de la edad que en verdad tiene, quien muy rápidamente establece una relación con el recién llegado, y tiene una singular fascinación por él, dotado de una extraordinaria capacidad de seducción.

En tanto, el Premio Balance de Plata fue para "Fantasmas de la ruta", la apuesta más arriesgada e impactante de José Campusano, que ofrece una cruda radiografía de más de tres horas sobre el flagelo de la trata de personas y la esclavitud sexual.

La película revela toda la cadena de la trata, desde la detección y selección de la víctima, el engaño, el encierro, la anulación de la persona a través de las drogas, el miedo y la negación de comida, la incomunicación, la amenaza continua con represalias a su familia y la complicidad institucional, de políticos, jueces y policías.

Por su parte, la ganadora del Premio Balance de Bronce fue “Un paraíso para los malditos”, un filme de suspenso del director Alejandro Montiel que está protagonizada por Joaquín Furriel, Maricel Álvarez y Alejandro Urdapilleta y aborda el drama de un asesino a sueldo que, tras su último crimen, quiere comenzar a vivir una nueva vida.

De la noche a la mañana, pasará a ser el hijo de un padre con demencia senil y el novio de Miriam, madre soltera de una niña llamada Malena, con quienes logra construir su propio paraíso, alejado de la sordidez, el maltrato y el abandono.

El festival dirigido por Carlos Morelli, que este año tuvo a las cinematografías de Italia, Hungría, India y Suiza como invitadas especiales, rindió sendos homenajes a clásicos como "Belle de jour", de Luis Buñuel, e "Hiroshima, mon amour", de Alain Resnais.

Entre los preestrenos argentinos del festival estuvieron "Fermín", de Hernán Findling y Oliver Kokler; "Boca de pozo", de Simón Franco; "Bolishopping", de Pablo Stigliani; “El manto de hiel”, de Gustavo Corrado, y la coproducción con España "Inevitable", de Jorge Algora.

Además de los homenajes a filmes históricos como "La Patagonia rebelde", de Héctor Olivera; "La Tregua", de Sergio Renán; "Boquitas Pintadas", de Leopoldo Torre Nilsson; y "Quebracho", de Ricardo Wullicher; el festival ofreció un tributo al actor Ulises Dumont, a través del estreno del documental "Ulises, un alma desbocada", de Eduardo Calcagno, y otro a su par italiano Giuliano Gemma, con el filme testimonial de su hija, la italiana Vera Gemma.

Entre los títulos europeos se destacaron las españolas "15 años y un día", de Gracia Querejeta; "Blancanieves", de Pablo Berger; y el documental en "Encierro 3-D", del holandés Olivier van der Zee, una superproducción documental sobre el ritual anual de la suelta de toros en Pamplona, España. fuente:telam.com.ar