ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

lunes, 3 de febrero de 2014

A LOS 83 AÑOS Murió el actor austríaco Maximilian Schell A los 83 años, y víctima de una repentina enfermedad, murió el actor austríaco Maximilian Schell, recordado por sus trabajos en un centenar de filmes, entre ellos “El juicio de Nüremberg”, que le valió importantes premios y el reconocimiento internacional, “El archivo de Odessa” y “La Cruz de Hierro”, entre otros.

Nacido en Viena y criado en Zurich, Suiza, hizo su debut en Hollywood en 1958 en “Los dioses vencidos”, acerca de un hecho de la Segunda Guerra Mundial, y en 1961 interpretó al abogado defensor en “El juicio de Nüremberg”, papel por el que ganó el Oscar y el Globo de Oro como mejor actor, y que él ya había encarnado en una versión televisiva.
Schell, hermano de la actriz María Schell, intentó no ser encasillado, no obstante su origen le permitió intervenir en varios filmes relacionados con la Segunda Guerra Mundial, como ocurrió en “Un puente demasiado lejos”, más allá de otros trabajos como “Simón Bolivar”, “Topkapi!”, “Impacto profundo”, “Julia” y “El fantasma de la Opera”.

Schell también trabajó como escritor, productor y director, incluso el excelente documental biográfico “Marlene”, que recibió varios premios, en el que entrevistaba a la actriz alemana Marlene Dietrich, en el que la diva, ya anciana, se negó a aparecer en pantalla y la cámara sólo mostraba planos de la sala donde declaraba.

En 2000, Schell sufrió un colapso y se le diagnosticó pancreatitis a consecuencia de su diabetes, época en la que estaba trabajando en Broadway en el estreno de la versión teatral de “El juicio de Nüremberg”, repitiendo el papel que lo había consagrado en la versión cinematográfica de abogado defensor de jerarcas y colaboracionistas del nazismo.

A finales de la década del `80 conoció a la actriz Natasha Andreichenko, con la que se casó y tuvo una hija; en 2006 participó en la puesta de “Resurrection Blues”, de Arthur Miller, dirigida por Robert Altman en el Old Vic de Londres, y poco después fue padrino de Angelina Jolie, hija de Jon Voight y Marcheline Bertrand.

En septiembre de 2008 la oficina postal austríaca emitió una estampilla en su homenaje, ilustrada con un retrato del actor realizado por el pintor Arnulf Rainer.

Otros títulos en los que participó fueron “Ejercicio para cinco dedos”, según la pieza de Peter Shaffer, “Los condenados de Altona”, “Krakatoa, al Este de Java”, “La papisa Juana”, la segunda versión cinematográfica de “El diario de Ana Frank”, la versión de “Juana de Arco” de Luc Besson, y más recientemente “Los estafadores”.  fuente:telam.com.ar