ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

viernes, 13 de diciembre de 2013

“Mi única adicción es el amor” Antes de su show hoy en Vélez, el cantautor del soul dio una conferencia de prensa.

Recién llegado de Chile, donde el martes se presentó por primera vez, Stevie Wonder ofreció ayer un evento promocional inusual: una conferencia de prensa. En el hotel Sheraton, con Gillespi como moderador, durante 45 minutos Wonder respondió preguntas, además de regalar algo de toque de armónica y canto. Todo, antes de que hoy se presente en el estadio de Vélez Sarsfield a las 21 hs.
“(Hablo) un poquito de español”, fue lo primero que dijo, en castellano, para pasar a su idioma. “Estoy muy feliz de estar aquí.” Y sopló su cromática. Imposible no quererlo a Stevie: su buen humor y su espiritualidad, aún pese al trajín que arrastraba (que a veces se notaba en su voz) era capaz de conmover hasta al más cínico.
“En el show vamos a pasarla bárbaro”, prometió. “Es mi primera vez aquí, pero no va a ser la última, y quiero que venga todo Argentina.” Consultado por Gillespi sobre si, como sucedió en Brasil, donde interpretó Garota de Ipanema junto a la cantante Ivete Sangalo, podía esperarse algo similar en nuestro país, Wonder respondió de manera optimista pero sin precisiones: “Sería genial hacer algo junto con algún músico. Conozco música de acá, el tango”, dijo mientras imitaba el movimiento de un bailarín.
“Mi única adicción es el amor.” Esa frase surgió por un malentendido del por demás correcto traductor, que confundió el casi fatal accidente automovilístico de 1973 con un problema con drogas. La pregunta apuntaba a cómo esa experiencia cercana a la muerte había influido en su percepción sobre los trágicos finales de Marvin Gaye y Michael Jackson -a quienes versionó en Chile- y otros como Amy Winehouse.
“Me siento afortunado de estar vivo. Me gustaría que todos los artistas estemos unidos y podamos ayudar a los amigos. En este salón, pienso que el periodismo también tiene una responsabilidad: el sensacionalismo puede afectar a quienes la están pasando mal. Los medios ganan mucho dinero con esto; una parte tendría que separarse para ayudar a esos artistas.” En otro tema sensible, confesó que la muerte de Nelson Mandela le dolió tanto como la de su madre, con quien experimentó vaivenes similares en cuanto a su estado de salud. Como reverso positivo, se mostró muy entusiasmado con el Papa Francisco. “Estoy de acuerdo con sus escritos y sus opiniones. Me recuerda a Mandela. Mi publicista me pediría que no diga esto, pero la gente no sólo tiene que hablar sino que ser eso de lo que habla. Y él lo es.” En un terreno musical, aportó una trivia al explicar que el tema I Do Love You, que donó a los Beach Boys y grabó con ellos en 1985, había sido escrita por él a los 17, influenciado por ellos. También contó que para componer la música del documental The Secret Life Of Plants leyó el libro en el que se basa, además de tocar las hojas de las plantas para poder entenderlas mejor.
Cuando Gillespi le solicitó un poco de armónica, Stevie brilló con un fragmento de Sir Duke. fuente:clarin.com.ar