ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

viernes, 29 de noviembre de 2013

RECITAL Rata Blanca dio cátedra de un hard rock sin tiempo en el Ópera Rata Blanca brindó una verdadera gala de hard rock y metal clásico, anoche en el primero de los dos conciertos en el teatro Ópera para la despedida porteña del "25 Aniversario Tour" que los llevó por otras ciudades argentinas y del exterior.

"Fue allá por el 92 cuando a este mismo lugar llegamos con este álbum `Guerrero del arco iris´ y esta noche vamos a revivirlo para festejar los 25 años de carrera porque algo bien habremos hecho para manternos vivos", expresó Adrián Barilari, vocalista de la "Rata", a su gente.

Fueron dos horas y media de concierto casi sin respiro (salvo unos minutos para el cambio de formación), donde el hard rock se dio la mano con el metal clásico, el heavy metal y los climas lentos con las baladas.

En la primera parte se recreó "Guerrero del arco iris" con la banda original de ese disco Gustavo Rowek en batería y Sergio Berdichevsky en guitarra, quienes se agregaron a Guillermo Sánchez en el bajo, la inigualable viola de Walter Giardino, la voz de Barilari y Danilo Moschen -su actual tecladista- en lugar de Hugo Bistolfi quien grabó en aquel momento.

Tanto Rowek y Berdichevsky (quienes junto a Giardino, Sánchez y el vocalista Saúl Blanch fundaron la banda), mostraron su buen nivel y provocaron un toque de nostalgia, especialmente cuando Barilari recordó al papá de Rowek, Francisco, quien falleció hace un tiempo pero entonces fue el autor de los dibujos del castillo que ilustraron aquel trabajo.

Con euforia medida en la platea fueron pasando los temas del álbum como "Hombre de hielo", "Angeles de acero", "La boca del lobo", "Los ojos del dragón", "Abrazando el rock and roll", bajaron los decibles rockeros con "Nada es fácil sin tu amor" y el esperado tema que dio título al disco y que marcó el final del set.

Enseguida y con la formación actual (Giardino-Barilari-Sánchez-Scarcella-Moschen), el conjunto se abocó a recrear "El camino del fuego", placa de 2001.

Con Barilari surgiendo desde las sombras del escenario y los acordes y su voz para "El amo del camino", comenzó la segunda parte y Rata Blanca dejó en evidencia una vez más por qué es una de las mejores agrupaciones de rock de Latinoamérica.

"La canción del guerrero", "Abeja reina", "Señora furia", "Lluvia púrpura", "Cuando la luz oscurece", "En nombre de Dios?" y "Caballo salvaje", sonaron con la misma potencia y vigencia que en su momento y donde los solos de Giardino se potenciaron a su máxima expresión.

Para sorpresa de los presentes y cuando ya parecía que el concierto había llegado a su fin, volvieron a escena y regalaron un par de clásicos en donde los máximos aplausos se lo llevó "El reino olvidado" y la infaltable "Leyenda del hada y el mago".

Esta noche, el quinteto repetirá los temas de "Guerrero del arco iris", sumando a Rowek y Berdichevsky, y con la formación actual tocará "La llave de la puerta secreta".  fuente:telam.com.ar