ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

domingo, 24 de noviembre de 2013

ON AIR- LIVE AT THE BBC VOLUMEN 2 El tesoro inagotable Esta segunda entrega de Universal rescata una serie de covers grabados para la radio británica que no salieron en sus álbumes.

Y sí. Otra vez ellos. Casi 20 años después de la edición de la primera entrega, el sello Universal acaba de lanzar al mercado On Air, el segundo volumen de The Beatles - Live at the BBC, y abrió una nueva puerta a un mundo musical que, afortunadamente, aún parece no haber agotado sus reservas.
“...Un grupo inusual. No tan ‘Rocky’ como la mayoría, más country y western con una tendencia a tocar música.” Así, el productor de la BBC Peter Pilbeam, daba el visto bueno para que los tres temas con que The Beatles habían audicionado para el Departamento de Variedades de ‘la’ emisora británica salieran al aire. Fue el 8 de Marzo de 1962, durante el programa Teenagers Turn - Here We Go. Y también, para que el sonido de los cuatro muchachos de Liverpool fuera escuchado en todo el país tres meses antes de la firma de su contrato con EMI, y siete antes del lanzamiento de su primer single,Love Me Do.
Atrás quedaban las acaloradas noches de The Cavern, las febriles jornadas eternas de Hamburgo, el paso por las grabaciones de Tony Sheridian, como banda soporte y la frustrada audición en Decca, ya de la mano de Brian Epstein, el disquero devenido manager de la banda liverpoolense.
“Aspirábamos estar allí”, admite McCartney en la introducción (con su firma) a la nueva colección, que reúne 40 temas, 19 tracks con charlas entre los músicos y los conductores de los distintos programas por los que fueron emitidos - Pop Go The Beatles,Saturday ClubEasy BeatThe Beatles Say From Us To YouTop Gear y Top of the Pops BBC- y cuatro entrevistas individuales realizadas en noviembre de 1965 (John y George) y en abril de 1966 (Paul y Ringo), por Brian Matthew, quien condujo un par de aquellos programas y que hoy, a sus 85 años, sigue presentando Sonidos de los ‘60, en la misma frecuencia.
A partir de aquella audición, hasta 1965, The Beatles llevaron a cabo no menos de 275 presentaciones, que salieron al aire por la BBC y que incluyeron la interpretación de 88 títulos diferentes. Sólo para el ciclo Pop Go The Beatles, el grupo debió grabar seis temas para cada una de las emisiones, tratando de evitar repeticiones. Una rutina que los obligó a buscar entre sus favoritas del pasado, pero también a trabajar en nuevos materiales.
“Cuando era un repertorio conocido, estaba bueno. Pero algunas semanas era duro. Ensayábamos dos o tres temas en el corte del almuerzo, y a la tarde salíamos a tocarlos”, contó Ringo sobre la cuestión.
Parte del registro de esa especie de maratón musical es la que ahora, compilado en On Air, permite acceder a versiones nunca antes editadas de covers que no llegaron a ser parte de los álbumes beatles como LucilleThe Hippy Hippy ShakeBeautiful DreamerLend Me Your CombSure to Fall (In Love With You)I Got A WomanGlad All Over y Memphis Tennessee.
Del mismo modo, ofrece la posibilidad de buscar diferencias y cooincidencias entre las versiones de covers que fueron grabados para la radio, y que sí fueron a parar a los Long Plays, como Words of LoveHoney Don’tKansas CityBoysChainsTill There Was YouPlease Mister PostmanRoll Over Beethoven y Money (That’s What I Want).
Muchos de ellos, fuentes directas en las que los beatles buscaron información para desarrollar su propio sonido y su propia producción de canciones, que encuentra en las versiones de Please Please Me-sin armónica-, If I FellThere’s a PlaceAnd I Love Her y I’ll Follow the Sun, entre otras, una frescura y una inmediatez -y en algunos casos, una potencia- que tornan aún más familiares esas piezas que forman parte del cancionero popular desde hace décadas. Además de poner en su real dimensión el entrenamiento de la banda en eso de poner sus voces en el lugar exacto.
La edición del nuevo volumen incluye, además, un detalle de las fechas en que cada canción fue grabada y emitida, además del programa por el que salió al aire y una sentencia de McCartney, a esta altura resulta definitivamente inapelable: “A propósito, por supuesto, ¡éramos brillantes! No nos olvidemos de eso.” fuente:clarin.com

Por Eduardo Slusarczuk