ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

martes, 29 de octubre de 2013

MÚSICA El mundo homenajea a Lou Reed Tras la muerte del autor de “Caminando por el lado salvaje”, compañeros, músicos, actores y escritores expresaron su dolor. El neoyorquino murió el domingo a los 71 años. Por Pablo Strozza.

“Domingo por la mañana y estoy cayendo. Tengo una sensación que no quiero conocer…”. Las palabras deSunday Morning, la primera canción del disco debut de Velvet Underground, resultaron proféticas para los fans de Lou Reed, ya que anteayer por la mañana se supo de su deceso, a los 71 años, en su casa de Long Island y tras realizar hasta último momento ejercicios de tai chi, según consignó el reporte del New York Times. “El Rey de Nueva York”, tal como lo bautizó David Bowie; el hombre que le puso música al submundo marginal, a las desviaciones sociales y sexuales y a las drogas dejaba el mundo de los vivos, y casi al instante comenzaban los tributos a su figura.
Precisamente Bowie fue uno de los primeros en rendirle homenaje desde su página web. “Fue un maestro”, señaló de forma escueta el Duque Blanco, productor de su discoTransformer (1972) y gran amigo del neoyorquino. El galés John Cale, su ex coequiper en Velvet, también eligió su website. “El mundo ha perdido a un destacado compositor y poeta. Yo he perdido a mi amigo desde el colegio. La noticia que más temía palidece en comparación con el nudo en la garganta y el agujero en el estómago. Dos niños se encuentran de manera fortuita, y 47 años después se aman y se pelean de la misma forma, perder a uno de ellos es incomprensible. No hay manera de reponerse, todo esta roto, ahora y para siempre. A diferencia de muchos con historias similares, tenemos lo mejor de nuestra furia grabada en vinilo, para que el mundo pueda echar un vistazo. Las risas que compartimos hace apenas unas semanas siempre me harán recordar todo lo que era bueno entre nosotros”. Morrissey, desde el site True To You, también le dedicó un sentido recuerdo. “No hay palabras para expresar la tristeza por la muerte de Lou Reed. El estuvo ahí toda mi vida. Siempre estará cerca de mi corazón. Gracias a Dios por aquéllos como Lou, que se mueven por sus propias leyes. De otra manera, imagínense que aburrido sería el mundo. Conocí al Lou de los últimos años, siempre lleno de buen corazón. Su música perdurará más allá del tiempo. Todos estamos limitados por el tiempo, pero hoy, con la pérdida de Lou, la vida es una porquería”.
Otros colegas, más afines a estos tiempos, eligieron los 140 caracteres de Twitter para despedir a Reed. “Noticias devastadoras…” escribió Iggy Pop al enterarse de la mala nueva, y acompañó el tweet con un enlace al sitio de la revista Rolling Stone donde se consignaba el deceso de Lou. “Q.E.P.D. Lou Reed. Camina sobre el lado pacífico”, pusieron los Who en la red social, mientras que los Kinks aseveraron que “Nos cruzamos en el camino con Lou durante años y éramos fans mutuos”. Paul Stanley, guitarrista de Kiss (Lou colaboró con ellos en su disco Music From “The Elder”), calificó al compositor de “Vicious” como un “músico, artista y pionero que siguió sus propias reglas”. Entre las bandas influidas por Velvet, el guitarrista de Sonic Youth Lee Ranaldo afirmó que Reed es alguien “irremplazable” mientras que Julian Casablancas, cantante de The Strokes, dijo que “Lou Reed es la razón por la cual hago todo lo que hago”. Y Neil Young, Elvis Costello y My Morning Jacket, por su lado, le dijeron adiós en la noche del domingo desde el escenario del Bridge School Benefit interpretando Oh Sweet Nuthin’, la canción de Velvet Underground que cierra el álbum Loaded (1970). Otros que lo despidieron en concierto fueron los Pearl Jam, que versionaron el clásico de Velvet I’m Waiting For The Man durante su recital en Baltimore.
El diario español El País no dudó y puso a Reed en la tapa de su edición del lunes con el título “Muere Lou Reed, el lado salvaje del rock”. La relación del estadounidense con España fue muy cercana: su primera de tantas visitas a la Madre Patria fue en marzo de 1975, meses antes de la muerte del dictador Francisco Franco, hecho que influyó de manera positiva para su valoración por parte de los rockeros ibéricos; y uno de sus biógrafos oficiales de Velvet a nivel mundial fue el periodista Ignacio Juliá, quien escribióFeed-Back. The Velvet Underground: Legend, Truth. En el obituario de El Paísse destaca la prosa del escritor Ray Loriga, quien rescató varias frases del disco Songs For Drella (1990), que Reed firmó junto a Cale para homenajear a Andy Warhol, mentor de Velvet. “No hay Miguel Angeles en Pittsburgh. Eso lo escribiste tú, no yo. Ojalá, otra vez, fuese al contrario. Cuando has nacido en un pueblo pequeño, sabes que hay que salir de un pueblo pequeño, y eso (tú lo dijiste) es lo único bueno de nacer en un pueblo pequeño. Drella ya no está y tú tampoco, este pueblo es muy pequeño, pero seguimos llenos de ideas hermosamente malvadas”, escribió Loriga. Otro novelista que recordó al autor de Perfect Day fue Salman Rushdie, que rememoró la amistad del músico con el político Vaclav Havel, admirador declarado de Velvet Underground y de Frank Zappa. “¿Por qué pensás que se llamó Revolución de Terciopelo (Velvet Revolution)?”, le dijo el ex presidente y dramaturgo checo al británico en una vieja entrevista que desempolvó tras conocer la noticia del fallecimiento de Reed. También se hicieron eco de la muerte del cantautor actores como Samuel Jackson (“Su música fue la música de mi generación”), Mia Farrow (“Paz”, le deseó), Woopi Goldberg y John Cusack (“Siempre me inspiró”).
Aún no se conocieron detalles sobre las exequias de Lou Reed, ni tampoco declaraciones públicas de la performer Laurie Anderson, su mujer desde mediados de la década del ’90. Desde la cuenta oficial de Twitter @loureed el último post publicado es una foto de una puerta con un póster con la cara del músico y la frase “The Door” (“La puerta”). ¿Qué significa eso? El interrogante que será develado, o no, por los estudiosos de su obra o por su entorno íntimo: tarea para ellos. Como réquiem final, mejor hacer propios los versos que Lou le dedicó al poeta Demore Schwartz, varias veces citado por él mismo como su principal influencia: “Mi amigo y maestro ocupa la habitación contigua. Ha muerto: por fin esta en paz el judío errante. Otros amigos han puesto piedras en su tumba. Fue el primer gran hombre que conocí” (My House). Que en paz descanses.
fuente:clarin.com