ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

miércoles, 5 de abril de 2017

JAZZ Andrés Hayes y Gustavo Hernández celebran su amistad con "Alondra" Al frente de la Orquesta de Cuerdas Skylark, los músicos presentarán este jueves 6 y el 13 a las 21 un disco integrado por standards de jazz que propone un encuentro entre lo jazzístico y lo clásico, y que para ambos significa “una celebración de la amistad”.

Andrés Hayes Quinteto y Gustavo Hernández al frente de la Orquesta de Cuerdas Skylark presentarán mañana y el jueves 13 a las 21 “Alondra”, un disco integrado por standards de jazz que propone un encuentro entre lo jazzístico y lo clásico, y que para ambos significa “una celebración de la amistad”.
Hayes y Hernández se conocen desde hace veinte años, tiempos en los que el vínculo era de alumno y profesor. Si bien ya habían tocado juntos en otras oportunidades, es la primera vez que se unen para hacer un disco que llevó, por ejemplo, a que Hernández armara una orquesta.

Desde hace más de tres años, entre cervezas y hamburguesas, decidieron embarcarse en esta ambiciosa propuesta a la que ellos mismos definieron como “una patriada” que concluyó en una grabación que reunió a 19 instrumentistas (todos destacados sesionistas del jazz local).

“Es una producción muy grande que nos costó mucho, grabamos todos juntos en primera y segunda toma. En 2014 hicimos nuestra primera presentación en vivo en el Festival de San Isidro. Luego obtuvimos el subsidio de la Ciudad de Buenos Aires por la Ley de Mecenazgo, y de esta forma concretamos los videos y la grabación”, explicó en charla con Télam Hayes, uno de los referentes actuales de la escena local del jazz, quien lleva tres discos editados en forma independiente con piezas propias.

En “Alondra” se escucha un diálogo constante entre el quinteto y las cuerdas en un repertorio de jazz tradicional o cancionero americano, encarado a partir de los arreglos y la dirección de Hernández , pianista y cantante, dueño de una formación académica y de una carrera dedicada al folclore.

“En este caso las cuerdas no funcionan como un colchón, pueden escucharse improvisaciones escritas que hacen las cuerdas e improvisaciones sobre la forma, contrapuntos, dúos, timbres, siempre respetando la melodía, hay muchos recursos que aparecen según la canción”, expresó Hayes, quien actualmente dicta clases de saxofón en la Escuela San Andrés (provincia de Buenos Aires) y en la Orquesta de Boca Juniors (Capital Federal).

Para Hernández todo es como una celebración de la amistad. “Fui profesor de Andrés hace veinte años, armamos un grupo de folclore en ese tiempo y después compartimos algunas cosas cosas a lo largo de los años. Un día me dijo que quería irse del jazz hacia otro terreno, con un orquesta de cuerdas. Y fue la revancha para poder hacer algo juntos”.

A lo largo de su carrera, Hernández registró dos discos como solista: “Se me escapa el gato” (2000) y “Solo es ahora” (2015); y uno con su grupo Gustavo Hernández Trío (“Sintiendo amanecer”, 2013), junto a Juan Martínez y Osvaldo Avena.

El Andrés Hayes Quinteto está integrado por el mismo Hayes en saxo tenor; Ernesto Jodos en piano, Hernán Merlo en contrabajo, Sergio Wagner en flugel y René Gatica en batería. Mientras que la Orquesta Skylark está formada por los primeros violinistas Luis Sava (concertino), Marcelo Rebuffi, Mariana Alvarez y Quique Condomí, los segundos violinistas Irene Cadario, Eleonora Votti, Nicolás Castillo y Visto Renaudeau, las violas de Antonio Rubén Jurado, Simón da Silva y Esteban Fioroni, y los cellos de Ellen Casey y Patricio Villarejo.

Luego de los conciertos de mañana y el jueves 13 en Thelonious (Salguero 1884, CABA) -donde la orquesta se presentará en cuarteto por una cuestión de espacio-, se presentarán el 5 de mayo a las 21 en el Teatro de la Media Legua (Aristóbulo del Valle 199, CABA).

- Télam: ¿Con qué criterio eligieron el repertorio? ¿Cuál es el hilo conductor del disco?
- Gustavo Hernández: El repertorio que elegimos terminó quedando por las letras de las canciones, me parece importante saber de qué hablan los temas. Buscamos aquellas que tuvieran una poesía que nos conmoviera. Las canciones que quedaron forman como un especie de libreto para contar la vida de un personaje principal, quien durante muchos años tocó standars de jazz que terminan contando la historia de su vida.
- Andrés Hayes: No es lo mismo tocar sabiendo la letra del tema, porque tocando puede pasar que cortes una palabra por ejemplo. La idea es ser lo más expresivo posible respetando las melodías. Buscamos las versiones más antiguas de los temas, hicimos un trabajo de investigación profunda en cada canción. Mucho Frank Sinatra de la primera época. A ese tipo de formaciones, de jazz y cuerdas -Charly Parker, Chet Baker o Lee Konitz, se las criticaba mucho porque decían que era comercial, pero a mí siempre me gustaron.

- T: ¿Cómo vivieron la experiencia de armar este proyecto juntos?
- GH: Fue una patriada, el disco termina saliendo en una época difícil del país, es muy grande para las posibilidades de hoy, está bueno como mensaje, seguir, para nosotros es una cosa muy linda personal. Es una linda vuelta de la vida, el estar a la par de una alumno y por otro lado que no hay diferencia. ver nota completa en su fuente: telam.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario