ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

domingo, 11 de diciembre de 2016

El trío Buceador Voltio invita a un complejo e "inclusivo" viaje musical en su disco debut El trío compuesto por una guitarra, un stick y una batería propone un viaje musical complejo, en lo referente a la estructura de los temas y sus instrumentaciones, pero a la vez “inclusivo” para todo tipo de público a partir del marcado aspecto melódico de sus composiciones, en “Antena”.

El disco debut de la banda será presentado el 16 de diciembre en el Centro Cultural León León, ubicado en Nicaragua 4432, de esta ciudad.
“Nos gustaría que nuestra música sea más popular. Nuestro objetivo es armar un repertorio que sea apto para todo público, no sólo para músicos o que sea algo marcado sólo por el virtuosismo. Queremos que la gente se meta en este viaje. No queremos ser pretenciosos y la idea es lograr que quien escuche la pase bien, aunque se trate de una música que no haya escuchado nunca”, dijo a Télam el stickista Matías Betti.

En un plan experimental, en donde se mezcla el rock progresivo, el jazz y la música electrónica, el grupo que completan Renzo Baltuzzi, en guitarra; y Pablo Belmes, en batería; presenta en “Antena”, diez interpretaciones que proponen distintos climas, sin perder de vista la posibilidad de crear melodías capaces de ser tarareadas.

La inclusión de los covers de “Riders in the storm”, de The Doors; y el medley armado con “Real Love” y “Dear Prudence”, de The Beatles, y “My friends” de Red Hot Chilli Peppers, son la prueba acabada de la búsqueda musical de Buceador Voltio.

Tanto en esos casos, como en el resto de las canciones, todas ellas composiciones propias, el trabajo realizado entre el stick y la guitarra, con distorsiones y arreglos transgresores, se combinan con un sobrio trabajo de batería, que ofrece un anclaje para la experimentación.

“Sabemos que King Crimson es la primera referencia que aparece, pero nosotros estamos en otro camino, menos matemático. Estamos inventándonos un espacio. También sabemos que hacemos una música más luminosa. De a poco, vamos logrando que la gente se acerque, se anime a escucharnos y la pase bárbaro. Luego vuelven”, detalló Betti.

Por caso, los antecedentes musicales de los miembros de la banda ayudan a entender la cantidad de distintos estilos que confluyen en Buceador Voltio, como así también el gusto por la experimentación y exploración de territorios conocidos con elementos no tan comunes.

Basta tener en cuenta que Betti participa de un proyecto paralelo junto a la cantante Verónica Condomí, con quien aborda desde el stick composiciones folclóricas. Por su parte, Belmes se desempeña en distintos ensambles de percusión como Cafundó y La Bomba de Tiempo; mientras que Baltuzzi acompañó a una amplia gama de músicos desde su lugar de director musical de las variadas aventuras televisivas de Mex Urtizberea.

En diálogo con esta agencia, el stickista dio detalles sobre la presentación del próximo viernes y analizó la propuesta musical de la banda.

-Télam: ¿Qué podría adelantarnos de la presentación del próximo viernes?
-Betti: Va a ser principalmente la presentación de “Antena”. Tenemos material nuevo que vamos a estar tocando, pero el show se va a basar en este disco. Será una fecha especial porque estamos trabajando con algunas proyecciones, un sistema de luces, todo artesanal. Lo interesante es que no es un escenario típico, sino que como nos gusta a nosotros, vamos a poder estar mezclados con la gente y vamos a poder crear momentos climáticos. Hay pasajes íntimos, psicodélicos, electrónicos. Eso es lo que buscamos.

-T: El disco fue prácticamente grabado en vivo. ¿Cómo fue el proceso?
-B: Ensayamos mucho y trabajamos en detalle los arreglos y efectos que usamos para que el disco represente el sonido de la banda en vivo. No hay sobregrabaciones. No hay nada artificial.

-T: Por su complejidad, da la impresión que los temas se arman en los ensayos. ¿Es así?
-B: Hay distintas formas. A veces, alguno lleva la estructura de un tema y de tocarlo juntos se va armando. Otras veces, alguno lleva todo listo y cerrado, y en otras ocasiones, las canciones surgen de las zapadas. No hay una única forma. Incluso, hay melodías que, a veces, son retomadas y se repiten en otros temas, como motivos musicales, como para ayudar a la idea de la presencia de un hilo en el relato.

-T: ¿Cómo se repartan en los roles en la banda a partir de la presencia de un stick?
-B: Hay un juego muy volado entre la guitarra y el stick. Nos vamos combinando para ver quién armoniza, quien hace los solos, o cómo ir desplegando la melodía. Los dos tenemos un arsenal de pedales para lograr sonidos y efectos. Por otra parte, hay una batería simple, minimalista, que es la encargada de llevar la música a la tierra. A veces, eso le da un toque jazzero también.

-T: ¿Por qué considera que el stick no logró popularizarse aún, a pesar de las posibilidades sonoras que brinda a una banda?
-B: Hay que darle tiempo porque es un invento relativamente joven comparado con otros instrumentos. Lo sigue fabricando su inventor a pequeña escala, así que ahí ya hay una limitación, porque sólo se consigue en Estados Unidos. Yo creo que el día que haya un stick en todas las casas de música, se irá popularizando. Por otro lado, hay que estudiar mucho, porque si ya tocás algún instrumentos, por ejemplo la guitarra o el bajo, acá tenés que empezar de cero. Me parece que tampoco está claro el rol que debe ocupar, porque no es un bajo, ni una guitarra, es un instrumento aparte. El desafío también está en tratar de salir un poco de lo hicieron Tony Levin y Trey Gunn en King Crimson, y llevar el instrumento para otro lado. ver nota completa en su fuente: telam.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario