ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

domingo, 14 de agosto de 2016

Superlasciva vuelve a honrar la tradición argentina de la canción rockera LA CANCIÓN ROCK ARGENTINA RECIBE DE BRAZOS ABIERTOS EL PUÑADO DE BUENAS CANCIONES QUE LOS CORRENTINOS DE SUPERLASCIVA ENTREGAN EN SU NUEVO DISCO "TODO ESTA AL BORDE" COMO PARTE DE UNA ESCENA RICA QUE TAMBIÉN REVELA EL GUSTO POR EL BRIT POP DE LOS CORDOBESES LOS MONKYS Y LA OSCURIDAD POST PUNK DE JOSÉ UNIDOS.

SUPERLASCIVA, "TODO ESTA AL BORDE":
Sexto disco de esta interesante banda correntina que cultiva y desarrolla la canción rock con interesantes arreglos musicales, un gran trabajo letristico y se inscribe entre los mejores del género junto a Estelares y Ella es tan Cargosa.
El grupo integrado por Roberto Decotto en voz y guitarra, Manuel Farizano en guitarras y coros, Horacio Solís Gil en batería y Agustín Macías en bajo, mete la pasión, el desamor, las soledades urbanas y leyendas litoraleñas sobre una instrumentación a lo Tom Petty, Ryan Adams, Neil Young y hasta la E Street Band, lo que la emparenta con los Animalitos, cultores del country litoraleño.
"El efecto de las estaciones" arranca con un gran trabajo de las guitarras y la base sobre la que Decotto va narrando una historia de amor y dolor, mientras que en "Jinetes" la guitarra y el grupo viran hacia un sonido más pop con otra gran historia de desamor y crisis existencial.
"Litoral" le permite a Superlasciva mostrar todas sus raíces, sacarlas a la superficie, relucientes, enamoradizas, para "ser parte del bicherio" con un gran trabajo de las guitarras de Farizano y la entonación de Decotto que por momentos es pura melancolía selvática y por momentos es el transito febril de Paraná, que le sube la temperatura a pasiones de piel a piel, con un estribillo muy bien logrado.
Y es precisamente es química justa, ese trabajo de alquimistas para que la música vista y le de estilo y clase a la letra, la que emparenta a Superlasciva con Los Estelares y la Cargosa, como se percibe en la bella "Un ismo" con un estribillo notable "con vos a mi no me sacaste el yeite, me hace bien patearte el pedestal".
"Mitos bipolares" tiene a Decotto cantando bien folclórico, mientras las guitarras le dan airecitos country a la canción y la base le pone una marchita campestre, que luego Farizano embecelle con un rico punteo.
"Mostrando la hilacha" arranca con un interesante repique percusivo, la guitarra dándole una marcha de country-rock, pero la letra es la historia de un Romeo litoraleño que recuerda ese amor apasionado que quedo en el pueblo, cuando uno de los amantes partió a la gran ciudad. Y ese amor va contra la pacateria pueblerina, contra el chusmerio ridículo y lucha contra los mosquitos de la selva, cuando los amantes se desnudan.
Ese sonido de rock americano vuelve a escena en "Parcos" con una guitarra bien presente para sostener la voz de Decotto que esta vez le pone su garganta a una letra comprometida, ya que Superlasciva carga contra los gobernantes cómplices de aquellos empresarios que contaminan los ríos de la Argentina, que la están deforestando, matando su fauna y su flora.
El tema que le da nombre al disco "Todo esta a borde" tiene aires más dramáticos, más melancólicos una energía más baja que vuelve a cobrar volumen en la hermosa "La Estación Sedienta" con una letra que muy bien lograda que habla de la sed de pasión, amor y fiebre carnal.
"Estoico melanco" es otra joyita con un gran trabajo instrumental dando elegancia a una letra de caballero triste, enamorado, perdedor con dignidad. "Hacia adelante" tiene un ritmo más fresco y "Sabios naturales" es un vals con un ritmo más marcada y otra gran letra.
Este muy bien logrado disco se cierra con un cover de "Por ejemplo", canción compuesta por el poeta uruguayo Fernando Cabrera, uno de los mejores cantautores rioplatenses, con un formato rockero melancólico de notable calidad. La canción carga la tristeza y la oscuridad de Cabrera y los Suplerasciva la envuelven a de rock al punto tal que parece una de esas melodías de Bruce Springsteen de "Nebraska" o de "Tunel de amor" convirtiendo a Montevideo en Asbury Park, Long Branch o en la misma Nueva Jersey.


LOS MONKYS, "CAIEYEAH!":
Nuevo disco de este grupo cordobés de más de 10 años de trayectoria, editado por el sello independiente Mocena, que cultiva el mersey beat, el brit pop de los 60 y los 90, mezclado con soul, funk, electrónica y psicodelia.
El grupo esta formado por Nicolás Robledo en voz, Santiago García en batería, Javier García en bajo y programación, Ezequiel Córdoba en guitarra y coros, Sebastián Sosa en guitarra y Juan Gordillo en teclados y coros. Se formaron en el tradicional y personal barrio de San Vicente, de la capital cordobesa.
La banda cordobesa arranca el disco de manera fresca y provocativa con "El si muy fácil" sobre una chica fiestera, con una base bien marcada y las acústicas. Un solo electrico adorna la canción que adorna con el toque percusivo de Vivi Pozzebon y donde la banda le toma el pelo a un discurso de José Manuel De la Sota.
Ese trabajo de cuerdas más acústicas sigue en "Espiral" en la que la banda mantiene una actitud provocativa, desafiante, de rebeldía adolescencia bien rockera. En este caso la sonoridad recuerda a los discos rockeros producidos por Jeff Lyne, de la ELO.
"Cuando sale el sol" tiene un toque más de electricidad y una actitud y sonoridades del brit pop de los 60 y de los 90, desafiante y con un coro góspel que recuerda a algunos trabajos de Primal Scream con la música de raices americanas.
"Tanta pasión" tiene una línea más rockera con un interesante punteo de las guitarras y las voces que recuerdan esa pose de adolescente reventado de Carl Barat y de Pete Doherty de los Libertines. "Cara Caravana" es la lectura rockera de la caravana cuartetera que emprende en los barrios de Córdoba para ir de recital en recital, de baile en baile hasta que llegue el lunes, con un sonido que recuerda a los primeros Stones de los años 60, con un muy buen groove de la base.
"Esperando al dealer" mantiene una actitud stoniana pero es en realidad una versión cordobesa y rockera, del "Im Waiting for the man" de Velvet Underground, con la particularidad que al dealer no lo esperan en Nueva York sino en uno de los barrios de reputación más particular de la capital cordobesa.
"Colombia Lola" tiene un inicio muy a lo Oasis, con un interesante estribillo con cierto trabajo de los sintetizadores y un aporte interesante de las guitarras.


JOSE UNIDOS, "AZUL Y GRIS":
Tercer disco de esta banda, editado por el sello indie Fuego Amigo Discos, que en esta oportunidad se mete con los paisajes de la pampa humeda siempre con sonoridades post-punk y new wave en "Alto Valle" donde la voz de Lucas Colonna, logrando una densidad agreste, fría, desangelada.
Junto a Colonna participan Leandro Barzabal en bajo, guitarra y sintetizadores; José Ignacio De Carli en saxo, Jerónimo Escajal en batería y Juan Valente en bajo, guitarra, órganos y sintetizadores, con los ex integrantes de Pequeña Orquesta Reincidentes como invitados en forma separada.
De esta manera participan en el disco en voces el hoy Acorazado Potemkin, Juan Pablo Fernández, Guillermo Pesoa canta en otra canción, Santiago Pedroncini mete guitarras y Alejo Vintrob toca la batería en otro. "Nieve de TV" es una canción de invierno, crudo, nevado y destemplado en alguna ciudad patagónica, como un lamento que se pierde en la inmensidad con un final guitarrero bien shoegaze. "Los Tullidos" mantiene esa línea, mientras que "Sábado" mantiene ese clima oscuro, con las guitarras acoplándose hacia el final.
"Una conspiración" suena más limpia con el aporte en la voz de Guillermo Pesoa en una canción de toque urbano, con una prosa tanguera que describe a un jugador. "Los ingenuos" es una elegía poética en un clima dark.
"Mi casa es ahí" arranca de manera cruda y termina casi como un valsecito, mientras que "Cinco de siete" es una balada a la que le pone voz Juan Pablo Fernández con una letra existencialista. En "En tu pronunciación" hay instrumentos saturados, bases procesadas, ruidos y una letra de violencia implícita. fuente: telam.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario