ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

martes, 30 de agosto de 2016

Festival y Mundial de Tango La operita "María de Buenos Aires", gratis y por primera vez en el Colón LA OPERITA "MARÍA DE BUENOS AIRES", QUE INAUGURÓ UNA ETAPA PROFESIONAL DE ASTOR PIAZZOLLA -EN ALIANZA CON EL POETA HORACIO FERRER-, FUE REPRESENTADA POR PRIMERA VEZ EN EL TEATRO COLÓN DE BUENOS AIRES, 48 AÑOS DESPUÉS DE SU ESTRENO Y EN DESENLACE DEL FESTIVAL Y MUNDIAL DE TANGO DE BUENOS AIRES, QUE FINALIZARÁ EL MIÉRCOLES.

Pocas veces montada y centro de juicios estéticos diversos, "María de Buenos Aires" fue interpretada esta vez en el Teatro Colón bajo la forma de un oratorio –no una ópera-; esto es, sin representación, y con las voces principales en cabeza de Noelia Moncada (María) y Sebastián Hols (cantante).

La cantante rosarina ya se había probado en el rol, que había interpretado en 2003 en el Long Beach Opera de Los Ángeles, con puesta en escena y dirección de John Lloyd Davis; y en 2011, en los homenajes por los 90 años de Astor, en Mar del Plata.

La operita, escrita en 1967 y estrenada un año después, expresó la vocación de Piazzolla por poner en entredicho el modelo de espectáculo de su tiempo, e incluso –como era el temperamento de los debates de entonces- de horadar el lugar que –en ese circuito de reconocimiento- ocupaba la música clásica. Bajo ese paraguas se justifica su calificación como "operita", si es que a la distancia mereciera ser revaluado.

No aparece en la obra –presentada el lunes en su versión original- una acción dramática que trascienda las canciones que enhebran las dos partes de la obra. El propio Piazzolla parece haber desautorizado en un punto de obra al editar sus partes instrumentales, un año más tarde de su estreno, en el contexto de otro disco.

Además, en su tiempo, "María de Buenos Aires" quedó desairada en términos comerciales, aunque –mucho después- fue rescatada tras el "período europeo" de Piazzolla.

Por aquellas y otras razones, acaso, fue una obra poco representada en Buenos Aires y, en ese sentido, su inclusión en el programa del Festival y Mundial de Tango –que no se caracteriza precisamente por esos riesgos- constituye una novedad.

Bajo la dirección general de Laura Escalada y la dirección musical de Julián Vat, la operita fue interpretada por un colectivo de músicos de excelencia, liderados por el Quinteto Piazzolla con Pablo Marchetti (bandoneón); Sebastián Prusak (violin); Sergio Rivas (contrabajo); Germán Martínez (guitarra) y Nicolás Guercschberg (piano); ampliado por un ensamble que incluyó a Darío Tejedor (violín); Gabriel Falconi (viola); Néstor Tedesco (cello); Gabriel Said (percusión); Fabián Keoroglanian (vibráfono) y Julian Vat (flauta).

El actor Juan Vitali representó el personaje del duende y, en otro rasgo singular de esta puesta, hubo un coro parlato integrado por Karina Beorlegui, Marianela Villalobos, Eliana Sosa, Hernán "Cucuza" Castiello, Javier "Cardenal" Dominguez y Lautaro Mazza.

Los ocho cuadros de los dos segmentos de la obra fueron retratados con las proyecciones de ilustraciones inéditas de Horacio Ferrer.

El Mundial de Tango de Buenos Aires concluirá este martes y el miércoles con las finales de las categorías de baile en el estadio Luna Park.

La esperada final de la modalidad "Tango Escenario" será el miércoles desde las 19 con la presencia de la Orquesta El Arranque y el cantante Kevin Johansen. fuente: telam.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario