ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

martes, 9 de diciembre de 2014

"Pettinato" vuelve a rockear Formó un trío junto al ex baterista de Sumo, “Superman” Troglio. Aquí hablan de su nuevo proyecto y fantasean con una reunión de la mítica banda.

Este chiquitín que transmite humildad y desamparo quizá sea dueño del apodo más irónico y/o cariñoso de la historia: Superman. Alberto Troglio tocó la batería en Sumo y, brevemente, en sus derivados: Divididos y Las Pelotas. Después pasó por Los Auténticos Decadentes e intentó con un par de bandas propias -Buda y Nerone- que no duraron demasiado. Hace dos años se exilió en Casa Grande, una localidad de mil habitantes a 75 kilómetros de Córdoba capital. Parecía que el rock había entrado en su pasado, pero un día lo llamó Roberto Pettinato, otro ex Sumo, para formar una banda nueva. Con Pettinato en guitarra, Troglio en batería y Berhooz en piano, el sábado debuta Sana Berhooz. Que, según Pettinato, abreva en la faceta experimental de Sumo. 
Pettinato: Superman, me habían dicho que no tocabas más la batería. ¡Menos mal! ¿Sabés cómo está tocando? Diez veces lo que tocaba en Sumo. 
Troglio: La batería es la única mujer que tengo al lado de mi cama y no me dice cosas como “te levantaste tarde, no desayunaste”. Roberto me dice “¿por qué no tocaste así en Sumo?” Y, no sé: en Sumo les miraba las caras a Ricardo (Mollo), a Diego (Arnedo), a Luca (Prodan), y todos me cagaban a pedos. 
Vivían en un régimen totalitario y ahora están liberados.
Pettinato: Yo creo que todos se liberaron un poco. Ricardo hizo sus Divididos con 200 guitarras como él quería. Germán fue una sorpresa: era hipertímido y empezó a cantar. Yo hice lo que pude en Pachuco Cadáver. 
Ustedes tienen personalidades opuestas; lo que los une es que son los que quedaron huérfanos musicalmente después de Sumo.
Pettinato: Eramos seis y se formaron tres parejas: Diego con Ricardo, Sokol con Germán (Daffunchio) y quedamos nosotros dos.
Troglio: Yo tenía amistad con Diego y Germán. Y con él no tanto. Al principio de Sumo me criticaba, y cuando se fue a España me extrañó. Me escribió: “Si estuvieras acá serías Charlie Watts”. 
¿Por qué tardó tantos años en formarse esta tercera pareja?
Pettinato: No se sabe. De pronto tuve ganas de hacer música más en serio y pensé en él. Hay un sonido que yo extraño, el de Sumo, que es el sonido del baterista. Lo tiene él. 
Troglio: Nunca pensé que me iba a llamar para tocar. Me dijo: “Es un grupo de guitarra, batería y piano” “Qué raro, ¿sin bajo?”, respondí. “No, y tampoco ensaya”. 
Pettinato: ¿Tiene sentido que él haga en el show lo mismo que hizo en el ensayo y que si no lo hace yo lo mire mal? Tengo mil lugares para sufrir: la tele, la radio ... El puede sufrir en Córdoba. ¿Pero sufrir haciendo música con nuestro propio grupo? Para eso, no lo hacemos. 
Luca Prodan dijo frases sobre ustedes que suenan a condena. De uno dijo que era “el mejor baterista de reggae”. Y del otro, que era insoportable, y que le gustaba la guita.
Troglio: Me condenó, porque yo soy baterista de rock.
Pettinato: Esa era parte de la competencia que yo tenía con Luca y Luca conmigo. El periodista de rock y el músico: competíamos a ver quién sabía más. La gente cree que yo quería ir a la tele y él no, pero cuando entré en la tele, en Estación musical, por Canal 7, él entró también: hacía personajes en sketches. A Luca le encantaba la televisión. Fuimos a Badía y a Domingos para la juventud por él. Yo me oponía, y él me decía: “Vo’ no entendé’, es promoción”. 
¿Luca no está demasiado mitificado, como el Parakultural?
Pettinato: Yo siempre lo pensé. Es muy argentino eso de que te morís y te convertís en Dios. Kurt Cobain no se convirtió en un dios recién cuando murió: Nirvana ya era muy conocido. Nosotros no. Si toda la gente que dice “yo los fui a ver” hubiera ido, seríamos millonarios. Lo de Luca cobró una dimensión ... Cuando estaba en España, Mollo me dijo “vas a ver que somos enormes”. Yo pensaba que habíamos terminado y todo el mundo se había olvidado. Y viniendo de Ezeiza vi que en la General Paz un grafiti decía “Luca vive” y no lo podía creer.
Troglio: Ahora pusieron plaquitas donde vivió ... Dicen “aquí vivió Luca Prodan”. Me gustaría que agregaran “cantante de Sumo”. ¿Nosotros qué éramos?
Pettinato: Mucha gente cree que la banda sólo lo acompañaba. Pero todos hacíamos de todo, componíamos. 
Si la banda existía más allá de Luca, ¿por qué no vuelve Sumo?
Pettinato: Porque no está Alejandro (Sokol).
Troglio: Y está Ricardo ...
Pettinato: Es que los Divididos ya tienen toda su trayectoria. Si nos reuniéramos, yo pondría plata para que cantara Andrea Prodan: es el único que tiene la misma sangre, la misma voz, la misma impronta. Ese sí es un Luca en miniatura. No sé cómo estará. 
Troglio: Está subido a una alfombra de las que volaban en Las mil y una noches. El apareció al segundo día de que se había muerto Luca; se enteró en el viaje. Nosotros no caíamos en que había desaparecido Luca, mirábamos atrás de las columnas a ver si estaba. Y vino el hermano y queríamos que cantara de prepo, a las piñas. Y no era Luca. Es un artista, pero se comió la sombra del hermano que le tapó el sol y ahí cagó. 
En 2007 los ex Sumo se juntaron en el Quilmes Rock e hicieron tres temas. ¿Cómo se sintieron?
Troglio: Estuvo bueno.
Pettinato: El otro día descubrí que nunca nos pagaron: típico de Sumo. Estaban contratados Divididos y Las Pelotas, y algún vivo genial vendió “yo los junto a todos los Sumo”. Y esa plata no la vi nunca.
¿No se puede repetir? 
Pettinato: Con la base de un Diego, un Mollo, un Superman y un Germán, más el saxo, tenés el sonido de Sumo. El tema es que cante un tipo como Andrea. 
Troglio: A mí me gustaría que cantara él (Pettinato) o Ricardo. 
O sea que de parte de ustedes no habría problemas.
Troglio: La cosa es así: Germán, él, yo, y creo que Diego, no tendríamos problemas. Pero no culpo a Ricardo. Tiene su kiosco y no le interesa. Un día le dije de reunirnos y me contestó: “Si lo hacemos, lo hacemos nosotros, no otro que se llene los bolsillos”. 
Pettinato: Y al final no se los llenó nadie. 
Troglio: Quizás en un momento lo hagamos. Germán me dijo que no está muy cómodo con lo que está haciendo en Las Pelotas. 
Pettinato: ¡Vas a separar a Las Pelotas! ¡Van a leer esta nota y se van a pelear por culpa tuya! Es posible una reunión de Sumo si pensamos en la música. Pero esto no es Game of Thrones: si cada uno quiere mostrar su escudo de familia, cagamos. ¿Tenemos 22 temas de Sumo? Sí. Hagamos una lista, hacemos un estadio y listo. Por lo menos ya nos sabemos los temas. por: Gazpar Zimerman.  fuente: clarin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario