ESTAS ESCUCHANDO REYNAZUL...TU RADIO AMIGA.

lunes, 10 de noviembre de 2014

"Rudi Flores" se lanza en solitario con una guitarra en "Tardes provincianas" El guitarrista correntino, conocido internacionalmente por el dúo que integra desde hace 30 años junto a su hermano acordeonista Nini­, presentará este jueves, a las 21, en el porteño Café Vinilo su primer álbum solista, en donde deslumbra a partir de piezas propias, versiones de clásicos de la música litoraleña y algunos tangos.

Con la intención de grabar la música que le gusta, sin cerrarse a ningún estilo en particular, Flores decidió quitarse las ganas que venía acumulando desde años y se lanzó a la aventura de hacer un disco exclusivamente de guitarras.

Radicado en Francia desde hace años, algo que a Flores lo modificó hasta en su modo de interpretar según él mismo afirmó al deslizar que "la distancia es nuestra principal fuente de inspiración", el guitarrista volcó toda su experiencia en este disco que compartió junto a destacados amigos músicos como Juan Falú, Hugo Rivas, Dipi Kvitko y Emiliano Farina, entre otros.

"Fuimos eligiendo el repertorio con los músicos invitados, í­bamos decidiendo un poco sobre la marcha, algunas cosas están improvisadas, por ejemplo 'Mis noches sin ti' (guaranía) que hicimos con Falú. Nos conocemos desde hace mucho tiempo y hay cosas que salen naturalmente, aunque siempre es un riesgo improvisar en el estudio porque depende del estado de animo de cada uno", ejemplificó.

Si bien el chamamé es la música que viene tocando desde siempre, primero junto a su padre Avelino Flores, un prócer en el género, y luego, desde 1984, en  el dúo que formó con su hermano Nini­, Rudi subrayó que es un apasionado del tango, algo que lo llevó a grabar aquí­ clásicos como "La casita de mis viejos" y "La que nunca tuvo novio" y hasta uno que compuso junto a Rivas, "Tango del encuentro".

"No es un disco solista, es un disco de guitarras entre amigos, cada uno de ellos le da un valor al resultado final del disco"
"El tango estuvo presente desde mi niñez por mi padre, no fue la música con la que nosotros trabajamos, lo nuestro siempre fue el chamamé -contó-. Nuestro viaje a Francia, lejos de nuestra tierra, nos acercó aún más al tango, en el extranjero uno dice 'música argentina' e inmediatamente viene la palabra tango".

Con el bello y homónimo vals propio "Tardes provincianas" abre este luminoso disco de música criolla en donde el amplio abanico de ritmos -incluye gato, milonga, vales, chamamé, polca y tango- imprime una dinámica enriquecida por el aporte de los virtuosos invitados.

"No es un disco solista, es un disco de guitarras entre amigos, cada uno de ellos le da un valor al resultado final del disco", subrayó el músico que también compartió canciones con Fernando Vázquez, Leandro Nilitoff, Joaquí­n Althabe, Hermanos Faggiano, Pilí­n Massei y Horacio Castillo, quien falleció tres meses después de haber grabado.

"Yo como guitarrista siempre tuve la idea de grabar -apuntó-. Toda mi carrera la pasé tocando con mi hermano y no es que me cansé de hacerlo, ese sigue siendo el proyecto musical más importante".

Además de la frescura con la que fueron abordados los temas, el hecho de haberse alejado desde hace ya 12 años también influyó en su modo de interpretar: "Al estar siempre fuera de tu tierra, entran influencias culturales, musicales, inconscientemente. Estando lejos va cambiando su forma de interpretar la música, como va a cambiando tu forma de hablar".

"Siempre nos esforzamos por mantenernos cerca de lo nuestro, nos refugiamos en nuestra música, estando lejos hay algo que te falta siempre", agregó Rudi, quien viaja una vez por año a Buenos Aires y desde hace un tiempo extendió su estadía en el país.

"Mi hermano ya vive acá, yo sigo en Francia, aunque ganas no me faltan de volver -continuó-. Uno formó su propia vida y es difícil tomar la decisión. Veníamos de Francia a quedarnos un mes, después un mes y medio, tres meses y seis meses ahora".  fuente: telam.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario